Amazon: el éxito que revolucionó el e-commerce

Amazon es una compañía estadounidense de comercio electrónico con sede en Seattle, Estado de Washington. Fue una de las primeras grandes compañías en vender bienes a través de Internet. Comenzó como una librería online ofreciendo la más amplia y variada oferta hasta ese entonces. Es hasta el día de hoy, que además de haber crecido y haber ampliado su negocio a otros rubros,  continúa liderando el comercio de libros a nivel global con gran éxito.

Jeff Bezos, su creador, afirma que: “El concepto de negocio, éxito y rasgo distintivo de Amazon es que nuestro catálogo de ofertas de libros es cuasi – infinito, reproducible, barato y portátil para el mundo entero, por la vía de Internet.”   Amazon revolucionó el ecommerce desde un primer momento, conservando siempre una obsesión constante por la satisfacción del cliente durante y luego del proceso de compra que lo llevó a fidelizar a sus clientes y a ir creciendo cada vez más rápido.

En la actualidad, Amazon se enfrenta diferentes desafíos, entre ellos, el lanzamiento de un sistema de streaming que permite reproducir series, películas y música y que será la competencia directa de Netflix. Por otro lado, continuar expandiendo su servicio de Amazon Prime Air, mediante el cual las compras se distribuirá mediante un sistema de drones en menos de media hora. Además, Amazon ya ofrece a los autores independientes la oportunidad de auto-publicar sus obras a través de Kindle Direct Publishing. Es una manera de impulsar a los pequeños autores que se están iniciando en la industria.   Links consultados: http://www.webometrics.info/es http://www.amazon.com/ http://www.antonioalcocer.com/amazon-analisis-de-su-modelo-de-negocio-y-ventaja-competitiva/ http://www.lanacion.com.ar/1409950-amazon

Anuncios

Esteban Sahores: “Netflix es el pasado, presente y futuro”

Viale-Jerbic-Sibeaux

Esteban Sahores, editor de la revista “Haciendo Cine”, nos habla en profundidad acerca de la industria de Netflix; una empresa dedicada a la promoción de vídeos online de forma legal. Nos describe en detalle la industria, sus objetivos, amenazas y conflictos y cómo ha crecido de forma global en los últimos años.

Esteban, nos compara de qué manera Netflix es una industria que amenaza medios como la televisión y el cine, pero que a la vez los complementa, haciendo hincapié en el consumo masivo de “proyección (cine, televisión) online” y describiendo sus comodidades. Él concluye, que en todo caso ahora con Netflix la gente consume más.

“Estoy de acuerdo con el precio de Netflix. Todo lo que sea democratizar la cultura me parece buenísimo” – mencionaba Esteban cuando le preguntamos acerca de los precios anuales de Netflix, haciendo referencia a que el precio de Netflix es razonable y al margen de todos. También nos habla de cómo comenzó a tomar un papel importante en la producción, ejemplificando con una de las series House of Cards, producida por Netflix, y que tuvo un fuerte impacto en los “Emmy Awards” y en millones de seguidores. Según él, gracias a dicha producción se sumaron una cantidad significante de abonados.

Finalmente, nos habla de los acuerdos con Marvel y Dreamworks Studios, de su contratación por 400 horas anuales, y de cómo esta alianza genera un crecimiento contundente para el futuro de una empresa global.

ENTREVISTA COMPLETA:

Netflix, la amenaza a la televisión

Viale, Jerbic, Sibeaux

El tema que elegimos sobre la industria asignada es el crecimiento global de la mayor distribuidora de películas online (de forma legal) en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica: Netflix Inc.

Este modelo de representación televisiva no solamente es rápido, sino que tiene una capacidad de distribución contundente, particularmente por la facilidad en distribuir publicidad y generar espacios abiertos de marketing.

Con la ayuda del texto de Küng, nos pudimos dar cuenta de que tenemos que estar alertas acerca de los riesgos de la piratería, la rotura de relaciones con empresas de retail, y ausencia en los cines. No obstante, el autor, defiende el ahorro en infraestructura y distribución que estas empresas no solicitan.

Netflix encabeza las empresas públicas de Internet con el crecimiento del precio de las acciones más rápido en el último año. El valor de la compañía alcanzó su récord el pasado mes de julio, cuando sus acciones se dispararon registrando un crecimiento interanual del 318%.

Para finalizar, podemos aclarar que en esta industria hay mucha competencia y conflictos. En el mercado estadounidense, junto a Netflix se encuentran Hulu y Amazon en la competencia por captar a la mayor audiencia de los contenidos vía streaming.

Bibliografía:

A)    Internet

  1. http://cinemania.es/actualidad/especiales/5346/ : articulo: películas online: donde, como y por cuanto)
  2. www.culturecommunication.gouv.f
  3. www.obs.coe.int
  4. http://www.latercera.com/noticia/negocios/tiempo-libre/2013/10/744-546439-9-maximo-ejecutivo-de-dreamworks-considera-a-netflix-el-santo-patrono-del-estudio.shtml
  5. http://www.tercermercado.com/tmv/index.php/archivo/936-netflix-y-amazon-siguen-en-conflictos-de-competencia
  6. http://lahit.net/inicio/noticias/tecnologia/netflix-conflictos-en-eeuu/
  7. http://www.efefuturo.com/noticia/netflix-negocia-distribucion-a-traves-de-redes-de-cable-de-ee-uu/

B)    Libros y diarios

  1. Küng, Lucy. Strategic Management in the media : From theory to practice. Págs : 65-74.
  2. Murciano, Marcial. Los nuevos valores de la política de la comunicación. Pág : 90.
  3. Diario: La Nación. Netflix, Amazon y otros servicios de transmisión on line le dan pelea a la TV; Viernes 26 de abril 2013.

Netflix, un videoclub en casa

Por Eugenia Herrera

En 1997 Reed Hastings y Marc Randolph, creadores de Netflix, jamás hubieran imaginado que su pequeño emprendimiento de un sitio online de alquiler de películas llegaría a ser la web de videos online más utilizada en el mundo. En sus comienzos Hastings había pensado en un servicio para envíos a domicilio, a través de correo tradicional, de DVDs seleccionados en un catálogo online. En aquel momento esta resultaba la propuesta más acertada ya que las conexiones a Internet eran lentas, no era un medio tan masivo como lo es hoy y la demora en la carga hacia que ver un video se hiciera tedioso.

Hoy, a cambio de US$7,99 de suscripción mensual, el usuario tiene acceso a un número ilimitado de películas y series en streaming disponibles en español, portugués e inglés. Se puede reproducir en definición estándar y alta definición; algunas están subtituladas, y la mayoría, dobladas, se puede pausar, retroceder, avanzar, y volver a reproducir. Los contenidos se pueden consumir tanto en una PC o Mac, una consola Sony PlayStation 3 o una Nintendo Wii. Además, Netflix ofrece la posibilidad de probar por un mes el servicio sin ningún costo.

Asimismo lo que en el pasado supuso la principal fuente de ingresos hoy ya no lo es. Es por ello que la compañía está tratando de dejar de distribuir su servicio por correo tradicional para abocarse solamente al streaming. Este nuevo sistema de distribución le permite reducir los costos y aumentar la rentabilidad, ya que los costos de operación son menores y se utiliza menos espacio en almacenamiento y distribución de DVD. Esta decisión va acompañada de una expansión internacional.

Founder and CEO of Netflix, Reed Hastings, cla...

Founder and CEO of Netflix, Reed Hastings, class of 1983 (Photo credit: Wikipedia)

En 2011 Hastings dijo que la introducción de su oferta de streaming en Canadá a finales de septiembre les había brindado muy alentadores indicios sobre la posibilidad de que su  servicio fuera de nivel internacional. Hoy estas posibilidades ya son una realidad y la empresa logró insertarse con éxito en el mercado de Europa y cuenta con más de un millón de suscriptores en América Latina

Si bien Netflix era considerado aliado de los estudios de televisión y de cine, ahora los conglomerados de medios le temen a su popularidad ya que las ventas de DVD son débiles y las audiencias televisivas cada vez más fragmentadas. Con el auge de los televisores y reproductores de video conectados a la web, Netflix, resulta una amenaza a los proveedores tradicionales de televisión por cable y a los que transmiten por satélite ya que provee una alternativa a sus servicios de menor costo. Sin embargo en septiembre de 2011 cuando Hastings lanzaba el servicio en nuestro país  sostuvo: “No somos un reemplazo de la TV por cable ni queremos competir en la oferta de estrenos con el pay-per-view. Apuntamos a ser un servicio complementario”.

Mientras que el video online no va a reemplazar a la televisión en el futuro cercano, ahora decididamente es masivo. Cabe destacar que a diferencia de Cuevana, que subsiste entre diversas demandas judiciales por violaciones a los derechos de autor, las empresas de videos online son completamente legales. Al referirse a esta web argentina, Hastings admitió que es difícil competir contra ella pero que ellos apuntaban a ofrecer un servicio “que funcione bien siempre, que no falle un viernes a la noche porque demasiados usuarios conectados, y que se pueda ver en varios dispositivos”.

Por otra parte este fenómeno de los videos online no solo repercutió en las formas de consumo y distribución sino que los productores también han empezado a incursionar en esta metodología. Cada vez son más quienes aprovechan el equipo de edición barato y la ausencia de costos de distribución y se aventuran a crear contenidos específicamente para un público online.

Hoy ya son muchas las plataformas que siguen los pasos de Netflix. Entre ellas se encuentran Vesvi, Hulu (que todavía no se comercializa en Argentina), Onvideo y Crackle, entre otros. Y no todos se mantienen con una cuota mensual sino que algunos ofrecen sus contenidos gratuitamente de forma legal valiéndose de ingresos publicitarios.

 Video: http://www.youtube.com/watch?v=tpiL-uSbp68

Fuentes:

El sistema VOD en la Argentina: caso Netflix

Por Sofía Gestoso

Con el avance de las nuevas tecnologías el mundo entero ha atravesado un cambio de paradigma, se trata de consumir lo que queremos, donde queremos y cuando queremos. Intentando de adaptarse al nuevo consumidor aparece el sistema VOD (mercado de video a demanda). El 7 de septiembre del 2011 llegó Netflix a la Argentina,  una compañía estadounidense de alquiler de DVD y distribución de películas “online”. El servicio es un éxito en los Estados Unidos, pero la gran pregunta es si logrará sobrevivir en nuestro país. Además de sus competidores directos, OnVideo y Arnet play (entre otros), quienes desde principios del 2011 ofrecen el servicio VOD, Netflix debe lograr establecerse en un país con un índice de piratería del 73%[1], y donde el 90% de las copias de películas en video en circulación son piratas.[2]

La piratería es una de las problemáticas más importantes para las industrias de contenidos, entre ellas la cinematográfica. La realización de películas es un negocio riesgoso  por naturaleza, sólo una de cada diez películas recupera su inversión inicial mediante su exhibición, y en producciones locales el panorama es aún peor. La realización en Estados Unidos cuesta más de 100 millones de dólares, y en Argentina ronda los 1,5 millones de dólares, y esto sin tener en cuenta los costos de publicidad y comercialización. Para poder continuar invirtiendo dinero en la realización de películas, la industria cinematográfica debe contar con capacidad para maximizar la recaudación y retener valor residual en cada una de las ventanas de distribución. La piratería afecta así a todos los eslabones de la cadena de valores del cine, en especial la producción y comercialización. Se calcula que los estudios de cine norteamericanos perdieron, en el 2005, U$6,1 billones de dólares  por la piratería en el mundo, y en argentina se calcula una pérdida económica de 300 millones de pesos anuales,  lo que equivale al  52% del movimiento del mercado legal del video y representa aproximadamente dos o tres veces el presupuesto que percibe anualmente el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), para el Fondo de Fomento Cinematográfico.[3] El sistema VOD, es una nueva manera de exhibir las películas que puede beneficiar en gran medida a la industria cinematográfica ya que ofrece películas a un precio muy accesible y en la comodidad del hogar, pero que a diferencia de la piratería es legal y retribuye a la industria.

Netflix viene a instalarse en un país con lo que se podría denominar una “cultura pirata”. Además de las altísimas estadísticas de piratería en Argentina, lo que más alarma es que una práctica ilegal y deplorable ha pasado a convertirse en un hábito en casi todos los sectores sociales, y la conciencia que hay hacia este delito se ha tornado mínima. Así la piratería continúa extendiéndose a niveles alarmantes, llegando al punto que ni a las autoridades públicas les preocupa ver vendedores de películas truchas en esquinas y centros urbanos de la ciudad de Buenos Aires. Esta creciente tendencia llevo a que más de 2500 videoclubes cerraran sus puertas entre el 2008 y el 2012, como fue el caso de Blockbuster que quebró en 2010 y tuvo que cerrar sus puertas en la argentina.

A pesar del gran afianzamiento de la piratería en la Argentina y de que la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) colocó al país en la Lista de Vigilancia Prioritaria junto a los países que más problemas de piratería tienen[4], el 7 de septiembre del 2011, Netlfix llegó a la argentina. El fundador de Netflix, Reed Hastings asegura que no existe una cultura del robo, ya que eso no sería una cultura exitosa. Lo que conduce al desarrollo de la piratería es la falta de formas legales y baratas de conseguir el contenido buscado. Esto es lo que busca ofrecer Netflix, mediante un sistema de suscripción ofreciendo un amplio contenido sin la interrupción de publicidades. Según Hastings lo que distingue a Netflix de otros video clubes es el alquiler de películas por Internet mediante streaming y el hecho de que siempre buscan mejorar su servicio.[5] Desde su arribo a la argentina, Netflix se ha asegurado de publicitar su servicio mediante una gran variedad de publicidades, especialmente en televisión. Además ofrece un mes de prueba gratuito del servicio, lo que es una buena maniobra para tratar de captar nuevos clientes y convencerlos de que es mejor pagar por Netflix que comprar DVD’s truchos o mirar videos en sitios piratas, aspirando así a un amplio mercando ya que según un estudio de Business Bureau, el 70% de los argentinos miran películas o series por internet.

En la práctica el panorama no es tan prometedor. Aunque Netflix esta apenas en su comienzo en la argentina, aquellos que lo han probado no se hayan muy satisfechos. Las principales quejas son por un contenido muy limitado. La realidad es que Netflix debe lograr ponerse a la altura de Cuevana, un sitio de streaming de películas argentino gratuito. Aunque es ilegal, tiene más de 15 millones de usuarios, quienes se mantuvieron fieles al sitio a pesar de que sus opositores lo calificaran como “pirata”, acusándolo de generar daños y pérdidas a las compañías productoras. Sin bien sufrió múltiples demandas el sitio sigue en pie y en él se ven 80 millones de series y películas por mes. Para los consumidores de contenido cinematográfico Netflix comienza con la contra de que es un servidor pago, mientras que Cuevana, entre otros, es gratuito. Netflix al pagar por las licencias sus contenidos, es legal, pero a pesar de esto la calidad de su servicio es inferior y se actualiza aproximadamente cada 3 meses, a diferencia de sitios ilegales que lo realizan casi a la par de la emisión original. Además Cuevana suma cortos, noticias, contenido adulto, blog, documentales y juegos. Aunque hay algunos problemas en su interfaz,  el formato del portal se adecúa a los nuevos requerimientos de los que navegan, como el concepto de comunidad. Los usuarios pueden poner puntaje y comentar las películas, y tiene muchos elementos tanto de la estética como del funcionamiento de Twitter (avatares y opción de “seguir”) que estructuran una comunidad más fuerte e interconectada.[6]

En Estados Unidos la piratería a caído frente a la expansión de Netflix y otros sitios legales de “streaming” de películas, pero nada asegura que ocurra lo mismo en la Argentina, cuya cultura es además muy diferente a la norteamericana. Un ejemplo de esto, es que mientras que en Argentina Blockbuster cerró por la piratería, en Estados Unidos los servicios VOD jaquearon a la empresa. Por el momento nada está definido, pero lo cierto es que la mayoría de los comentarios del servicio no son muy positivos. Netflix debería aprovechar el mes de prueba gratuito que ofrece para convencer a sus usuarios de que su producto es excelente, rápido y legal. Pero por el contrario ofrece una videoteca limitada y hasta podemos encontrar posts en Internet con trucos para poder acceder al contenido de Netflix en Estados Unidos, ya que el de América Latina es muy limitado en comparación al norteamericano. A pesar de que la piratería se ha transformado en una costumbre en Argentina, muchos no tendrían problema de pagar por un buen servicio, en el que a diferencia de los sitios piratas no sería necesario esperar a que cargue la película, pero por el momento los sitios gratuitos e ilegales ofrecen una mejor solución.


Fuentes:

[1] En linea: http://1.bp.blogspot.com/_ZYMaV7FM_gg/Shly52tO6OI/AAAAAAAAEcc/K290F1nPIFk/s400/PIRATERIA.jpg

[2] “La cultura pirata”, en La Nación online el 19/08/2010: http://www.lanacion.com.ar/1316254-la-cultura-pirata

[3] Unión Argentina de Videoeditores, “El negocio del cine y del video (piratería)” en linea: http://www.uacopi.org.ar/sistema/systemFiles/reports/archivo_30_negocio_cine_video_pirateria.pdf

[4] Barón, Ana, “Piratería: Estados Unidos puso a Argentina en su ‘lista negra'”, en Clarin online el 02/05/2012: http://www.clarin.com/sociedad/Pirateria-Unidos-Argentina-lista-negra_0_692930778.html

[5] De Zárate, Francisco, Reed Hastings, de Netflix: ‘La piratería crece cundo no hay formas legales y baratas de conseguir el contenido'”, en Clarín online el 08/09/2012: http://www.ieco.clarin.com/empresas/Reed-Hastings-Netflix-pirateria-conseguir_0_550745120.html

[6] Chetto, Melisa y otros, alumnos de Cs. de la Comunicación de la UBA, “Cultura Cuevana. Historia, estructura y controversias”, en linea: http://es.scribd.com/doc/75468934/Cultura-Cuevana

[imagen]En linea: http://mediaandentertainmentobservatory.files.wordpress.com/2012/03/video-on-line.jpg