Ma. José Müller: “Las radios del tercer sector son capaces de transformar la realidad”

Entrevista a María José Müller
Entrevistadores: Melisa Cavallero, Dahiana Segura

María José Müller es profesora y directora de estudios de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral, Argentina. Con Carlos Burgueño conduce el programa de radio “Desde otro Lado” en FM.
Para ella la radio más allá del tercer sector es una herramienta, un medio, no un fin en sí mismo, capaz de transformar una realidad. Indica que aplicada al ámbito social lo que hace la radio es darle la posibilidad a la gente de transformar y darle voz a una comunidad, de que alguien encuentre una vocación, por lo tanto cree que tiene una dimensión muy valiosa que hay que aprovechar.

Cree que va dirigida a cualquiera que quiera aprovechar el potencial que tiene la radio en su condición de medio social. Dice que se tiene más alcance en medios donde todo cuesta más, en lugares más vulnerables, pero no cree que haya una restricción. Señala que hacer radio enriquece y el que ayuda a otro a hacer radio también porque en el fondo es una posibilidad de encuentro, de cambios, de transformación.

No trabaja en una radio en el tercer sector pero es fundadora y voluntaria de una organización, que se llama Amplitud Solidaria, que lo que hace justamente es utilizar a la radio como un medio de transformación de la realidad, capacitando gente y asesorando a radios comunitarias, rurales, de frontera, aborígenes de la Argentina.

“El que quiera estabilidad que haga un viaje a Marte”, afirma Francisco Vacas

Entrevistadores: Mazzinghi – Rohde – Elía
Entrevistado: Francisco Vacas

El miércoles 6 de noviembre el Licenciado Francisco Vacas visitó a la cátedra de “Estructura de la industria de contenidos”. En esa ocasión dio una clase muy interesante sobre la convergencia de las diferentes industrias y mercados. Además tuvo la oportunidad de presentar su libro, recientemente publicado, y de advertir a la audiencia sobre lo importante que es tomar conciencia de los cambios que acarrea la aparición de las nuevas tecnologías.

Vacas es doctor en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid,  da clases de grado y posgrado, y admite que hace años estudia Internet y su evolución. Además le interesa cómo la tecnología cambia la comunicación, el trabajo y la cultura. Usualmente, comparte su opinión a través de sus libros y clases a diferentes públicos.

Aprovechando la presencia de Francisco en la Universidad Austral, nos tomamos el atrevimiento de realizarle algunas preguntas relacionadas con su nuevo libro “La red virtuosa. De la ola al flujo”. Es un libro breve, dedicado a los “neolectores”, en términos del autor. Es decir, para aquellos lectores que tengan poco tiempo y busquen lecturas breves.

En primer lugar nos interesamos por saber cuál fue la idea que lo llevo a elegir el título del libro. El autor nos explicó el significado de “De la ola al flujo” haciendo una analogía con la metáfora de una transfusión sanguínea. Es decir, según Vacas cuando nos conectamos a internet, recibimos un flujo continuo de las empresas y las personas más innovadoras del mundo. Por lo tanto, los usuarios tenemos dos opciones. O bien nos adaptamos a este flujo, o metemos la cabeza debajo de la tierra como el “síndrome del avestruz”.

A su vez, Francisco comparó los cambios tecnológicos actuales con los de épocas pasadas. Según el, anteriormente la ola tecnológica se desarrollaba de manera progresiva y paulatina, por lo que resultaba más fácil adaptarse. El autor agregó que hoy, más que nunca antes en la historia, la tecnología está cambiando rápidamente la vida de las personas. Además dijo que los cambios se están dando en un “estilo tsunami”, por lo que resulta probable que nos traslade a un mundo completamente diferente.

Cuando le preguntamos sobre cómo cree que repercuten estos avances en el ámbito educativo y en su vida profesional, Vacas hizo hincapié en que la educación hoy en día es permanente, de por vida. Es decir “o te formas, o pereces”.

Luego de escuchar la opinión objetiva del entrevistado sobre la tecnológica, nos interesamos por saber si su visión podía considerarse “apocalíptica”. El autor nos respondió que es necesario estar preparado para el escenario más disruptivo posible. Además, ejemplificó con los cambios dramáticos que están sucediendo en los países más desarrollados como Estados Unidos o Japón.

Por otro lado, Francisco aseguró que se puede prever que el mercado del trabajo de las próximas generaciones va a cambiar enormemente. Esto puede considerarse un reto, aunque pueda resultar divertido. A pesar de que no existen “fórmulas mágicas” para el éxito, hay más oportunidades que nunca.

Finalmente, el experto admitió no tener respuestas claras, aunque las pistas nos lleven a un escenario amenazante. De todas formas, aconsejó que bailemos con la entropía, ya que de eso se trata el mercado de la vida. Para concluir Francisco bromeó: “El que quiera estabilidad que haga un viaje a marte”.

Un dato interesante es que, dado que el autor desea que su libro tenga alcance mundial, simplemente con mandarle un mail y pedirle una copia el autor comparte su libro en formato pdf. Además, invitamos a todo aquel interesado en las nuevas tecnologías que visite el blog de Vacas.

ENTREVISTA COMPLETA:

Para el presidente del Cavic, la piratería degrada la cultura de las personas

Rocío Gorbea, Facundo Merello y Juliana Quintana

La Cámara Argentina de Videoclubes (Cavic) está formada por videoclubistas profesionales que trabajan hace veinte años con material legal. La cámara surge en el 2004 con la necesidad de representar a cientos de videoclubistas del país. La particularidad de estos videoclubes es que, junto con la Unión Argentina de Videoeditores (UAV), están adheridos a un plan denominado “100% original” que resume la convicción de fortalecer el mercado legal del video y de premiar a los videoclubes comprometidos con la legalidad.

En el Congreso se está gestando el proyecto Promoción y Protección del Patrimonio Audiovisual de los Videoclubes ideado por Roy Cortina, diputado nacional, y apoyado por el Cavic. Este busca eliminar todos los impuestos posibles para que la actividad sea sustentable en las condiciones actuales y que pueda crecer. En el 1995 hubo un intento de cambiar la situación mediante un proyecto que se levó a la Cámara de Diputados y que obtuvo media sanción. Sin embargo, como recuerda Juan Norberto Melo, presidente del Cavic, esta propuesta fue “cajoneada” en el Senado por la presión de los medios audiovisuales de aire ya que en los noventa los videoclubes eran una fuerte competencia de estos.

El Cavic tiene varios catálogos multiculturales a la disposición de la gente. El fin de la cámara es que no desaparezca este soporte analógico físico, que garantiza la relación comunitaria. Hoy los videoclubes constituyen un mercado de nicho para los cinéfilos que los frecuentan por su contenido especializado. La postura de los directores del Cavic es positiva con respecto al futuro del negocio de los videoclubes porque no creen que Cablevisión, Netflix, Direct TV, ni Disney logren interactuar con la gente de la misma manera en que lo hacen ellos.

Uno de los desafíos por los que deben atravesar los videoclubes es el de la piratería, que se ha vuelto una competencia exponencial en esta industria. La manera que propone el presidente de la cámara para combatirla es a través del fortalecimiento de la Ley de Propiedad Intelectual, siendo preciso adaptarla a estas épocas. La ley debería incluir, según Melo, nuevas cláusulas que fijen un plazo para editar las películas a formato DVD de forma legal y que aseguren la baja de impuestos para facilitar dicho proceso. También insiste en que las películas piratas no son truchas sino robadas porque la película no es el disco ni la caja, sino una obra que se roba y se vende en un disco y una caja que si son truchas.

Para el presidente del Cavic hay dos consecuencias de la piratería, por un lado, que ésta daña a los videoclubes, y  por el otro, que impide que se editen ciertas películas. La pérdida rampante de clientes de los videoclubes en los últimos años les obligó a muchos a cerrar los negocios y, actualmente, solo están funcionando menos de setecientos. Además, se produce una interrupción muy importante en la cadena de valor del negocio de los DVD. Los videoclubes reciben cada vez menos material para distribuir porque la cantidad de DVD que se editan ha disminuido y esto se debe al decrecimiento de su consumo, que, a su vez, es consecuencia la transmisión de películas gratis en Internet. También corrompe la ética y la cultura de las personas porque los padres no explican que la piratería es un robo.

Entrevista completa:

Ver:
http://www.mediafire.com/view/o6h5xv580sos2a3/Entrevista.docx

Descargar:
http://www.mediafire.com/download/o6h5xv580sos2a3/Entrevista.docx

“Los productos de la industria de los diarios tienen que tener valor agregado”

Valentin- Serra- Estruga

Carla Baez es una periodista del diario Clarín con 20 años de trayectoria en la industria de los medios. Trabajó en el diario La Prensa, en Radio del Plata, en Olé y actualmente en Clarín zonales, en la sección Historias y Personajes. Publica, además, en la revista Viva y en Clarín nacional. Explica que su trabajo consiste en contar “buenas noticias”, algo bastante inusual en el campo periodístico. Sus notas y entrevistas están exentas de la presión que causa la inmediatez característica de otro tipo de noticias de actualidad con las que trabaja el diario. Explica que ahora hace un cierre semanal, a diferencia de cuando trabajaba en Olé donde tenía la presión del cierre diario, ahora tiene más tiempo para producir la nota y las fotografías antes de la publicación.

Báez reflexiona que , con Internet, la radio, la televisión y todos estos medios tan “instantáneos”, los productos que crea la industria de los diarios tienen que tener un “valor agregado”. Esto dificulta su trabajo, ya que es lo más difícil de conseguir, pero, a la vez, Báez cree que es lo más “lindo e interesante”. Cuenta que, a su vez, Internet simplificó su tarea, ya que ahora es mucho más fácil acceder a la información y ponerse en contacto al momento de producir sus contenidos. Antes había que recurrir al archivo para empezar a escribir. Además, destaca la importancia del feedback que recibe de los lectores.

Al hablar de la Ley de Medios, Báez opina que en muchas cuestiones políticas, no solo en la Argentina, hay una parte ideal y una parte cierta. En el idealismo la Ley de Medios le parece interesante, pero no le parece que se vaya a practicar lo ideal. Afirma que ninguna ley, de ningún gobierno se pueda basar en una sola empresa de un lugar. Si fuera abarcativa a todo el mundo, si fuese a aplicarse a todas por igual no le parece mal. Tampoco está de acuerdo con que la política de un diario sea ir contra el gobierno, porque si no de ambos lados todo se vuelve un ataque personal. Habla también de la dicotomía que se ve en el país, de la tendencia a irse a los extremos, como los casos de “678” y Lanata. En cuanto al inmensurable crecimiento que está teniendo el online, Báez asegura que todos los medios gráficos se están redimensionando en ese sentido para adaptarse a las circunstancias de la vida actual. Dice que, de alguna manera, los diarios están compitiendo consigo mismos. Los que publican en el impreso siempre tienen la desventaja de salir un día después y es por eso que tienen que ofrecer algo diferente. Muchas veces, al tener la necesidad de publicar información constantemente y al instante, en el online se publican cosas que no están tan corroboradas o elaboradas. Cuenta que en Clarín, el online y el papel están constantemente en contacto. La indiferencia esencial entre ambos es que el online cuenta con la inmediatez, mientras que el impreso tiene que ofrecer algo más para competir con esa inmediatez y que a la gente le siga interesando el contenido.

Báez comentó acerca de las diferentes formas de producción dependiendo de los contenidos periodísticos. En su rubro, las narrativas personales le permiten añadir un clima, o color como también se le dice. La descripción de gestos y tonos en las entrevistas le permite transportar al lector al momento de la producción de la nota, a diferencia de los accidentes que tratan de alcanzar una información objetiva. Báez recalcó la importancia del editor tanto en los espacios y organización como en el grado de personalización de la nota. Recordó como en los primeros años de la profesión los editores (algunos rígidos, y otros más libres en términos de desarrollar la noticia), van ayudando y creando al periodista en su estilo hasta que su experiencia ganada les permite producir una nota cada vez más completa y adecuada. En la cadena de valor, tanto la situación en la búsqueda del contenido como la función de la edición determinan los productos informativos.

VIDEO trailer

http://youtu.be/JYfX44ztoBI

ENTREVISTA COMPLETA

https://www.mediafire.com/view/3gy6bj83754o7q2/Entrevista_Carla_Baez_parte_1.docx

PARTE 1 http://youtu.be/vAawGJJXSfQ

PARTE 2 http://youtu.be/yoJxa-G_vO4

Amenazas y oportunidades de la industria discográfica

Nicholson – Nardi – García

La industria musical es una industria flexible que debe adaptarse a las demandas del mercado. Pero las firmas discográficas sufren el día a día de las tendencias en consumo y les cuesta adaptarse.

Estas firmas iniciaron su vida con las grandes ventas en los 70 con el auge de los discos de pasta. Luego continuaron con la creación del CD hasta la aparición de Internet cuando la venta de discos cayó fuertemente.

Con el fenómeno del Internet y la piratería, la producción y lanzamiento de discos se ve gravemente afectada ya que para realizarlas, se debe hacer una fuerte inversión de capital para que este se pueda llevar a cabo.

Lo que las firmas discográficas reciben del Internet es un nuevo mercado en el que sus temas se venden de manera digital. Como consecuencia se reduce aún más la venta de CD.

Frente a la caída de la industria de la música, en el año 2012 en argentina, se sanciono la “ley de la música” en la que se establece la creación del instituto nacional de la música. Con el fin de fomentar e incentivar las actividades artísticas en el país.

Nota completa: https://docs.google.com/file/d/0BwORht2MPkOfb1NLU1lXZUw4MDA/edit?usp=sharing

Adrián Quiroga: La producción de formatos y una ventaja alternativa

Por Sofía De Cucco Alconada

Verne Casa Productora es una productora de contenidos audiovisuales que además de generar sus propios proyectos presta servicios de producción a otras empresas. Su dueño es Adrián Quiroga, que ha tenido una gran trayectoria como productor ejecutivo en Promofilm, empresa líder en latinoamérica que hoy forma parte del grupo español Mediapro.

Para Quiroga, entre estas dos maneras de emprender -producir contenidos propios y prestar servicios- hay una diferencia importante, especialmente porque los estilos de hacer las cosas varían. “Cuando trabajo sobre proyectos propios tengo un estilo y una forma, y trabajando para otras empresas muchas veces me tengo que adaptar a las metodologías que ellos vienen utilizando”, sostiene. Para la productora, su forma de organizar un proyecto es en base a una pregunta muy simple: “¿qué programa nos gustaría hacer de los que no hay en la televisión?”.

Fotógrafas es un programa producido por Verne que acaba de terminarse y que sigue al aire en el Canal A. Nació con la idea de generar contenido artístico-cultural en una televisión “que no tiene esa demanda ni esa opción en pantalla o está reducida a señales muy periféricas- en todo sentido, desde grilla hasta comercialmente, ya que no tienen pauta y tienen muy bajo costo”. Sin embargo, son pocas las oportunidades en las que se puede generar un contenido artístico- cultural y propio. Muchas veces los contratan para formatos preexistentes en los que tienen que adaptarse. Otras veces, los “tercerizan” para proyectos en donde, a nivel desarrollo, pueden aportar poco, ya que es algo que está acotado.

Con respecto a una productora como Promofilm, que inició el desarrollo de formatos para el exterior, es interesante la forma en la que se organizan según el país al cual exportan. Cada productor regional se encarga de transmitir las necesidades del mercado local. “Hay un olfato con ciertos formatos que pueden llegar a funcionar”, explica Quiroga. Por supuesto, cada país es distinto porque cada cultura es distinta, y así como algunos programas funcionan en algunos lugares, en otros no. Agrandadytos, programa que fue un éxito en la Argentina por la audacia y viveza que demostraban los chicos al responder las preguntas que les hacían, no lo fue tanto en un país como México, por ejemplo.  Otros productos reconocidos internacionalmente de Promofilm fueron  Expedición Robinson o El conquistador del fin del mundo, formatos que innovan con la producción de realities.

La exportación de formatos televisivos en la Argentina es cíclica. El contenido de TV de aire es bastante homogéneo y se puede ver una tendencia entre los países latinoamericanos con ciertos formatos. El problema es que cuesta ver algo que sea nuevo, que guste y que al mismo tiempo sea masivo. Se puede ver canales como Nat Geo, por ejemplo, que funcionan pero que no llegan a ser masivos.

De todas maneras, nada de esto quita que las oportunidades de trabajo hoy  sean amplias. Hay muchas señales que compran contenidos a productoras. Generan trabajo, y así, el mercado se abre. Al mismo tiempo, hay productoras más consagradas, que siempre tienen programas al aire. “También está el viejo camino de empezar desde asistente de producción, ganando experiencia y aprendiendo”, sostiene Quiroga, que trabajó como ayudante del asistente de producción de Tato Bores. Además, hay productoras que trabajan en otras plataformas. Y eso es  un fenómeno que se está dando en todas partes. Se puede trabajar desde web, y hay otras alternativas a la televisión. Verne trabaja con mucho contenido web: produce para el canal de la Fundación YPF en internet, entre otros. “Lo trabajamos como una pieza audiovisual con realización igual a la TV, lo único que cambia es el encuadre, que es un tema técnico”, describe el productor.

La existencia de formatos multiplataforma abre un gran abanico de posibilidades para producción y para difusión. “Cada vez creo más en las nuevas tecnologías y en las alternativas a lo que es la televisión tradicional”, sostiene.

Al final, Adrián Quiroga hizo un comentario que resume lo que es la televisión: “No se le puede pedir más de lo que es. O sí, pero en cierta medida”. Con esto, se refiere a que no hay que olvidar que el objetivo principal de este medio es entretener. Por lo tanto, quienes producen en televisión deben tener en cuenta esto y tratar de encontrar el equilibrio entre lo artístico- cultural y el entretenimiento. En definitiva, los proyectos para los que trabajó Quiroga son una combinación casi perfecta de todo eso.

Sound Cloud: todos tienen sonidos para compartir

Por Julieta Méndez

Hoy, los músicos independientes buscan constantemente nuevas herramientas para dar a conocer su arte. La cantidad de bandas crecen, con nuevas letras, métricas y estilos que desean hacer públicos para demostrar su potencial. Un lugar para hacerlo es Sound Cloud, una plataforma de distribución de audio on-line en donde los usuarios pueden colaborar, promocionar y distribuir sus proyectos musicales; es una red social destinada a músicos y a oyentes con el propósito de exhibir proyectos terminados y listos para ser escuchados.

Sound Cloud posee un sencillo y accesible reproductor en el que se puede ver la forma de onda del archivo de audio.

Reproductor Soundcloud

Los usuarios pueden dejar sus comentarios a lo largo de la canción con solo un clic, compartir el archivo, descargarlo o insertar en otras páginas web o redes sociales. Al realizar actualizaciones en Sound Cloud, automáticamente se actualizará en las páginas y redes ligadas a la cuenta. La forma de distribución de la música por medio de esta plataforma se realiza a través de la utilización de widgets y aplicaciones (hay más de 100 disponibles).

La utilización de la plataforma puede ser para músicos u oyentes, usuarios y no usuarios. Para los no usuarios es tan sencillo como ingresar a la página http://soundcloud.com/ y escribir el nombre del grupo, la canción o el género musical que desean buscar. Pueden compartir su música en grupos, con carpetas de favoritos, enviarlas a otros usuarios y modificar la privacidad de sus producciones solo para amigos, para determinadas personas o para todo el público que quiera escuchar.

Con el eslogan “Everyone has sounds to share. Now you can share yours” (“Todos tenemos sonidos para compartir. Ahora podés compartir los tuyos”), Sound Cloud presenta su página principal, donde especifica todas sus funciones y aplicaciones. Por ejemplo, “Create original sounds” es  una función que permite crear y grabar las propias producciones dentro del programa. Explica, fácil y precisamente, cómo hacerlo y describe la forma y los beneficios del reproductor. “Share with the world” describe cómo compartir las publicaciones en redes sociales como, Facebook, Twitter, y otros servicios de la web. También permite que los usuarios se enteren qué tracks son los más escuchados, cuáles no, si su banda se ha hecho popular y cuántas visitas tiene la página principal. “Conect with people” brinda la posibilidad de seguir y tener seguidores, ver todas las actualizaciones en los tracks y mantenerte al tanto de las novedades de los productores e intérpretes seleccionados en un tablero de intereses primordiales. También ayuda a encontrar, crear y compartir grupos de interés y a buscar gente que colabore con la promoción de las propias creaciones.

Guido Carmona, Cantante de Paprika Reagge Ska, baterista de Eric y sus Caballos y de Agente Feldon, y constante usuario de Sound Cloud, sostuvo: “Nosotros usamos Sound Cloud porque es una página en la cual el músico se siente cómodo y el oyente también, tiene un formato fácil de entender. En cuanto entrás a la página de una banda te aparece el nombre, el estilo y abajo están los temas para escuchar que con sólo poner play, ya se escuchan…”  

La compañía planea monetizar sus servicios a través de Adyen, empresa danesa especializada en servicios de pago por internet y a través de celulares. Si bien el anuncio es para que los artistas paguen Sound Cloud, la idea principal y futura de la empresa es el pago directo a los artistas por sus composiciones subidas a la plataforma. Este medio de pago puede generar un gran beneficio para los músicos que, luego de abandonar el modelo de los sellos discográficos, comenzarían a obtener porcentajes y ganancias mayores que las recibidas por parte de las discográficas. Esto sería un claro perjuicio para la industria discográfica.  El mercado digital creció un 20 % desde el 2010 mientras la venta de discos cae año a año.

Para saber más:

Paprika Reagge Ska y su primer disco subido a la web por medio de Sound  Cloud: http://soundcloud.com/paprikareggaeska