Gabriel Curi: Hay que volver a pensar el negocio del cine

Entrevistadores: Ferretto, Rinaldini y Barbieri

En nuestra nota de investigación acerca de los negocios auxiliares del cine extranjero (https://futuroestudiapresente.wordpress.com/2013/09/26/cine-rumbo-a-una-convergencia-sinergica/) se puede observar cómo la concepción que se tenga del cine influye en la estructura de la industria. De esta manera, concebir el cine solo como un arte hará que se enfoquen los contenidos para ser vistos en la pantalla, con objetivos que responden a lo que cada autor quiere. Por otro lado, al entenderlo como parte de la industria del entretenimiento, hará que se piensen para trascender la exhibición y desarrollar negocios alternativos, encarados a satisfacer las demandas de la audiencia.

Frente a la inquietud que esto nos despertó, entrevistamos al licenciado Gabriel Adrián Curi, director de la Licenciatura en Comunicación Publicitaria e Institucional de la UCA, quien nos dio su opinión acerca de la problemática en base a su experiencia como el primer profesional con título universitario en United International Pictures, distribuidora cinematográfica.

En la argentina nos encontramos con dos miradas diferentes acerca del cine. Por un lado, la de los que defienden el  cine arte que, por lo general,  desprestigian el cine comercial porque, en la mezcla de lo artístico y lo económico, termina atando las producciones a las reglas del mercado.  Por otro lado, hay quienes lo ven como parte de un todo mayor, como parte de la industria del entretenimiento y que debe responder a la demanda de la audiencia. Estos últimos conciben el lado industrial del cine y se identifican con la concepción norteamericana.

Frente a esta divergencia, Curi plantea que una de las trabas que impiden el desarrollo de los negocios integrales en la Argentina viene dada por la mentalidad que se deriva del cine-arte y la falsa creencia de que el cine industrial está pensado para que vaya por una pantalla, desde la tradicional a los distintos móviles, y que busca vender. Para él la solución es que haya un “cambio de mentalidad” y se apueste por generar contenidos atractivos. Asegura que no hay que tener miedo, no verlo como algo que puede dar desprestigio hacer una película que atraiga gente. Aconseja mirar a los negocios paralelos porque así se crea una industria interesante, eso genera trabajo y aparte difunde al país, genera una imagen de marca-país en el mundo.

Una opinión muy generalizada es que Argentina no tiene los mismos recursos que EE.UU. y por eso la expansión de los negocios se dificulta más. Esto es erróneo. Gabriel Curi asegura que en la Argentina se produce muy bien, hay mucha calidad técnica y hay profesionales. Y las puertas de distribución van a estar abiertas en la medida que se hagan productos que el exhibidor perciba que va a atraer al público. “Díganme sino qué problema de distribución tuvo Metegol”, cuestiona el autor.

Analizando la situación local percibimos que solo algunas productoras hoy apuestan al cine de género, como por ejemplo Telefónica Estudios. En él, los contenidos tienen que ser pensados en función de lo que quiere la audiencia porque “de prepo no llevas a la gente”. El licenciado sostiene que mientras exista la demanda, va a haber lugar en el mercado para los contenidos. Y justamente lo que se necesita hoy es producir contenidos para la gran cantidad de alternativas de medios y dispositivos nuevos que hay. Por ejemplo, Netflix.

En los últimos años, el cine cambió los contenidos para adaptarse a las nuevas realidades. Curi explica que tuvieron que hacerlo para que la gente siguiera yendo al cine. Ahora, las películas orientadas al público familiar se estrenan permanentemente durante todo el año debido a que se apuesta al cine como una alternativa de salida segura en shoppings o multicines con chicos.

Respecto a casos concretos, Curi hizo una clara distinción entre los objetivos de los diferentes sellos y sus maneras de encarar la estructura del negocio: “Cuando Disney estrena una película, la ve en un negocio integral. Si fuera por ellos, te dejarían verla gratis porque su negocio viene después con lo que es merchandising”. En cambio, dentro del marco nacional, una película como “Corazón de león”, en donde el negocio planteado es la exhibición de la película en sí misma y la venta de entradas, ¿cuánto merchandising podría hacer? En ese caso, la expansión de la ganancia podría darse con la venta de licencias al exterior. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la producción de Metegol ya que ésta tiene un “poquito de lógica Disney” al vender derechos y licencias como forma de recuperar parte de su inversión y generar más ingresos. Gabriel Curi afirma entonces que todo depende del plan y de los objetivos que uno se proponga con esos contenidos que genera.

Asimismo, existe una incógnita alrededor de lo que es la exhibición pura y exclusivamente en salas. Hoy se podría concebir una ampliación del mercado partiendo del estreno simultáneo de las películas por medio de múltiples pantallas y en los distintos dispositivos que hoy forman parte de las alternativas de consumo, además de las salas de exhibición (móviles, tablets, smartTV, etc.). Esto no implicaría una pérdida y llevaría a hacer que los negocios auxiliares dejen de ser meras  alternativas, muy exitosas a veces y otras no tanto, para pasar a ser toda una forma de encarar la dinámica del negocio integral.

Anuncios

El cine argentino: problemas en la distribución y exhibición

Valentin-Estruga-Serra

La transición histórica del cine argentino ha cargado de dificultades a su distribución y exhibición. Más allá del crecimiento de la producción cinematográfica nacional, debe afrontar muchas dificultades para distribuir y exhibir sus productos. Los principales problemas que se presentan  son el poco interés del público, que se ve disminuido por la competencia publicitaria de la producción extranjera, y la concentración de salas en manos de los grandes exhibidores ligados a Hollywood.

Hay distintos actores opinando sobre el tema y buscan soluciones. Pepe Salvia (Director y productor de cine nacional) comentó en una entrevista que el creciente problema de la distribución y exhibición es como un círculo vicioso: “a medida que el cine norteamericano se afirma, el público se acostumbra a un lenguaje en particular y responde a ese marketing”. Julián Giulianelli (director y guionista) expresa su preocupación por el poco acceso a salas que tiene el cine nacional. Andrés Di Tella (cineasta y director) explica que el problema de la exhibición es también un conflicto a nivel interno. El público muestra poco interés  por el cine nacional, esto se debe, muchas veces, a que no saben que existe. Hay un bache de lugares de exhibición y no hay una confianza de los distribuidores en que otras películas funcionen, como explica Julio  Nosdeo en uno de sus artículos. Por último, el distribuidor  Pascual Condito reaccionó ante esta situación: dejó de distribuir cine a nivel local debido a su frustración frente a las condiciones desiguales de distribución.

Se han llevado a cabo intentos de apoyar el cine argentino por medio del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), como la instrucción de la cuota de pantalla que se refiere a “la cantidad mínima de películas argentinas que deben exhibirse obligatoriamente en un período determinado, en cada una de las salas cinematográficas del país inscriptas en el registro del INCAA”. Este instituto centra su trabajo en el fomento de la producción, distribución y exhibición del cine nacional, así como la reglamentación de la exhibición en todo el país.Pepe Silva propone una cuota de pantalla más eficaz, una reforma en el sistema de distribución y la consolidación de las salas alternativas. Además de los espacios alternativos como los del INCAA, Di Tella hace hincapié en la creación de mejor publicidad y mejores condiciones técnicas.

Para finalizar, adjuntamos dos vídeos en los que directores argentinos de cine muy reconocidos hablan de los problemas en la distribución:

Video Juan José Campanella: http://www.youtube.com/watch?v=NEMlMPmTbws

Video Pablo Giorgelli:http://www.youtube.com/watch?v=T4EjIQlqu9U

Enlaces

•           Guerrero, Gisela., “Distribución del cine documental: una carrera con obstáculos” (2013), en línea en Agencia Tao, http://agenciatao.wordpress.com/2013/07/09/distribucion-del-cine-documental-una-carrera-con-obstaculos/, (Consulta 15 de septiembre 2013)

•           Nusdeo, Julio. “La certeza de lo no visto” (2013), en línea en Página 12 online,http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/no/12-6537-2013-07-25.html, (Consulta 15 de septiembre 2013).

•           Presidencia de la Nación, “Cine”, en línea en Presidencia de la Nación,http://www.argentina.gob.ar/informacion/cultura/105-cine.php, (Consulta 19 de septiembre de 2013).

•           Secretaría de Comunicación Pública (SCP),”Instruyó Incaa a cines sobre cuota de pantalla” (2013), en línea en Secretaría de Comunicación Pública (SCP),http://www.prensa.argentina.ar/2013/07/07/42252-instruyo-incaa-a-cines-sobre-cuota-de-pantalla.php, (Consulta 19 de septiembre de 2013)

TEXTO COMPLETO:http://www.mediafire.com/view/ucc771in4athi98/tp_estructura._estruga_serra_valentin.pdf

Cineastas, ¡a crear!

Por Alina Fossati

En Argentina hay una importante actividad cinematográfica, se produce aproximadamente un centenar de películas de largometraje por año; el talento de los directores y actores argentinos es reconocido en festivales internacionales; existe un buen equipamiento audiovisual en cantidad y calidad y contamos con una gran suma de estudiantes de cine y carreras afines esforzándose por convertirse en profesionales. Empero, se cree que la industria nacional va cuesta abajo y se la acusa de ser, más que una inversión, una pérdida.

Festejo en Casa Rosada por el Oscara para el Secreto de sus Ojos.

Festejo en Casa Rosada por el Oscar a Mejor Película Extranjera para el Secreto de sus Ojos. Campanella, Franchella, la presidenta, Villamil y Darín

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) cumple la función de fomentar, promover y proteger la industria cinematográfica nacional. La Ley de cine del INCAA es la medida proteccionista que mantiene vivo el cine argentino e incentiva su evolución. En el año 2011 se reorientaron 20 millones de dólares del Fondo de Fomento al cine nacional, que es lo que se gasta en una película de mediano calibre en Hollywood. En nuestro país, con ese dinero, se debe ayudar a que se sigan estrenando más películas de autores reconocidos, como Juan José Campanella, y a que jóvenes desconocidos, pero posiblemente talentosos, sigan haciendo o empiecen a hacer cine. Este órgano brinda la posibilidad de destapar una pluralidad de miradas. Películas diferentes, variadas en temas y estéticas, amplían nuestra mente.

Los estudios prueban que en los últimos años la taquilla de las películas argentinas descendió, por lo que se cuestiona si vale la pena destinar semejante suma de dinero a sostener un sistema gigante que está cayendo. Como resultado, la financiación de esta actividad se ha reducido principalmente a los subsidios del INCAA. Si bien la Argentina produce muchas películas, poca es la gente que las ve. El cine nacional es consumido muy poco por el publico argentino y tampoco llama la atención de la televisión argentina que se interesa exclusivamente por emitir películas que signifiquen un beneficio económico.

Si bien a primera vista se puede argumentar que el sistema no es sustentable a lo largo del tiempo, hay que prestar atención a los amplios beneficios que conlleva. La producción de obras audiovisuales maneja una importante suma de dinero por lo que crea muchas fuentes de trabajo calificado y causa un impacto positivo en la balanza comercial. Podemos deducir entonces que acciones tendientes a incrementar la oferta de la producción cinematográfica nacional impactarán de manera positiva en estas variables.

La industria del cine no solo provee un auxilio económico sino que también capitaliza simbólicamente. Uno de los requisitos para que una película pueda estar subsidiada por el INCAA es que sea filmada en el país y con actores nacionales. De este modo, se fomenta el nacionalismo y se presenta un gran desarrollo a la cultura, pues las producciones actúan como reflejo de nuestra sociedad y transmiten nuestros valores. El cine nacional trabaja conjugando elementos creativos y artísticos con otros de tipo industrial y económico para la creación de obras perdurables.

Por más que el cine nacional produzca un gran aporte desde varios ángulos, la realidad es que el dinero recuperado tras la venta de entradas no amortigua la inversión primera del INCAA. Incrementar la demanda de cine nacional constituye un desafío que depende de un conjunto de  factores que influyen fuertemente en la elección  de los espectadores. Entre ellos podemos mencionar la real posibilidad de acceder a la película, inversión en marketing, cantidad de copias, elección de los circuitos de exhibición, época del año en la que decide estrenarse, etc. Debemos considerar que la gran mayoría de los estrenos se lleva a cabo en condiciones precarias. La carencia de promoción y de publicidad lo priva al hombre de un fácil acceso hacia el producto. Probablemente para el cine argentino este no sea el factor determinante pero con una correcta estrategia de marketing la producción cinematográfica va a estar más al alcance de todos para que cada uno pueda decidir que es lo que quiere ver y lo que no antes de desecharlo sin siquiera ser consciente de ello.

Como corolario, haciendo un balance profundo de las consecuencias positivas y negativas del fomento al cine argentino podemos afirmar que las positivas superan elocuentemente a las negativas, evidenciando que la industria nacional del cine está en verdad en ascenso. A no dejarse llevar por las críticas superficiales y nocivas pues la solución es muy clara: cineastas, ¡a crear!

Para leer más:

suayabilbao.com “Derechos y aspectos normativos de la industria del cine” Por Juan Félix Memesldorff

http://www.suayabilbao.com/novedades.php?idn=4

escribiendocine.com “Cine Argentino 2011: 11 razones para festejar” Por Juan Pablo Russo

http://www.escribiendocine.com/articulos/cine-argentino-2011-11-razones-para-festejar

marianoliveros.wordpress.com “Cine Argentino 2011: Balance Final” Por Mariano Oliveros

http://marianoliveros.wordpress.com/2011/12/28/cine-argentino-2011-balance-final/

página12.com.ar “Ese viejo tema de la financiación” Por Facundo García

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-17589-2010-04-13.html