“La gente le da más valor al vivo que a lo grabado”, afirma Ricardo Valdéz

Entrevistadores: Simón Avellaneda, Belén Deluca y Victoria Casado

Ricardo Valdéz es Gerente de Contenidos Audiovisuales y ha organizado eventos como el Pepsi Music y el Quilmes Rock en la Argentina. También, ha colaborado en la producción de algunos recitales en el exterior. Su punto de vista sobre los shows en vivo es indispensable para comprender mejor cómo es hoy el negocio de la música.

Luego del incidente de Cromañón, las cosas cambiaron ya que la seguridad se reforzó y los lugares clandestinos cerraron. Además, se prohibió en la Argentina la venta de alcohol en los shows. Esto modificó el negocio de los recitales pero aún así permanecieron los estadios y los lugares más grandes para hacer estos espectáculos en vivo.

Por lo general se definen con tiempo los shows en vivo, ya las giras se organizan varios meses antes. Algunos artistas ya se sabe que salen de gira pero no qué productora lo va a traer. Por un lado, los artistas extranjeros vienen a la Argentina cuando tienen mucho éxito en el país. Pero por otro lado, conseguir auspiciantes “es un tema” ya que ahora hay menos sponsors que antes y estos han dejado de invertir luego de la crisis del 2009. Es por tal motivo que las entradas son tan caras.

“La gente no discute la entrada de un show en vivo, la pueda pagar o no la pueda pagar, hace un sacrificio y aunque sea cara la paga”, declara Ricardo Valdéz. El Gerente de Contenidos Audiovisuales considera que a la gente le gusta más ir a ver un show que comprar un disco, debido a que los espectadores le dan más valor al vivo que a lo grabado.

Anuncios

Adrián Quiroga: La producción de formatos y una ventaja alternativa

Por Sofía De Cucco Alconada

Verne Casa Productora es una productora de contenidos audiovisuales que además de generar sus propios proyectos presta servicios de producción a otras empresas. Su dueño es Adrián Quiroga, que ha tenido una gran trayectoria como productor ejecutivo en Promofilm, empresa líder en latinoamérica que hoy forma parte del grupo español Mediapro.

Para Quiroga, entre estas dos maneras de emprender -producir contenidos propios y prestar servicios- hay una diferencia importante, especialmente porque los estilos de hacer las cosas varían. “Cuando trabajo sobre proyectos propios tengo un estilo y una forma, y trabajando para otras empresas muchas veces me tengo que adaptar a las metodologías que ellos vienen utilizando”, sostiene. Para la productora, su forma de organizar un proyecto es en base a una pregunta muy simple: “¿qué programa nos gustaría hacer de los que no hay en la televisión?”.

Fotógrafas es un programa producido por Verne que acaba de terminarse y que sigue al aire en el Canal A. Nació con la idea de generar contenido artístico-cultural en una televisión “que no tiene esa demanda ni esa opción en pantalla o está reducida a señales muy periféricas- en todo sentido, desde grilla hasta comercialmente, ya que no tienen pauta y tienen muy bajo costo”. Sin embargo, son pocas las oportunidades en las que se puede generar un contenido artístico- cultural y propio. Muchas veces los contratan para formatos preexistentes en los que tienen que adaptarse. Otras veces, los “tercerizan” para proyectos en donde, a nivel desarrollo, pueden aportar poco, ya que es algo que está acotado.

Con respecto a una productora como Promofilm, que inició el desarrollo de formatos para el exterior, es interesante la forma en la que se organizan según el país al cual exportan. Cada productor regional se encarga de transmitir las necesidades del mercado local. “Hay un olfato con ciertos formatos que pueden llegar a funcionar”, explica Quiroga. Por supuesto, cada país es distinto porque cada cultura es distinta, y así como algunos programas funcionan en algunos lugares, en otros no. Agrandadytos, programa que fue un éxito en la Argentina por la audacia y viveza que demostraban los chicos al responder las preguntas que les hacían, no lo fue tanto en un país como México, por ejemplo.  Otros productos reconocidos internacionalmente de Promofilm fueron  Expedición Robinson o El conquistador del fin del mundo, formatos que innovan con la producción de realities.

La exportación de formatos televisivos en la Argentina es cíclica. El contenido de TV de aire es bastante homogéneo y se puede ver una tendencia entre los países latinoamericanos con ciertos formatos. El problema es que cuesta ver algo que sea nuevo, que guste y que al mismo tiempo sea masivo. Se puede ver canales como Nat Geo, por ejemplo, que funcionan pero que no llegan a ser masivos.

De todas maneras, nada de esto quita que las oportunidades de trabajo hoy  sean amplias. Hay muchas señales que compran contenidos a productoras. Generan trabajo, y así, el mercado se abre. Al mismo tiempo, hay productoras más consagradas, que siempre tienen programas al aire. “También está el viejo camino de empezar desde asistente de producción, ganando experiencia y aprendiendo”, sostiene Quiroga, que trabajó como ayudante del asistente de producción de Tato Bores. Además, hay productoras que trabajan en otras plataformas. Y eso es  un fenómeno que se está dando en todas partes. Se puede trabajar desde web, y hay otras alternativas a la televisión. Verne trabaja con mucho contenido web: produce para el canal de la Fundación YPF en internet, entre otros. “Lo trabajamos como una pieza audiovisual con realización igual a la TV, lo único que cambia es el encuadre, que es un tema técnico”, describe el productor.

La existencia de formatos multiplataforma abre un gran abanico de posibilidades para producción y para difusión. “Cada vez creo más en las nuevas tecnologías y en las alternativas a lo que es la televisión tradicional”, sostiene.

Al final, Adrián Quiroga hizo un comentario que resume lo que es la televisión: “No se le puede pedir más de lo que es. O sí, pero en cierta medida”. Con esto, se refiere a que no hay que olvidar que el objetivo principal de este medio es entretener. Por lo tanto, quienes producen en televisión deben tener en cuenta esto y tratar de encontrar el equilibrio entre lo artístico- cultural y el entretenimiento. En definitiva, los proyectos para los que trabajó Quiroga son una combinación casi perfecta de todo eso.

Lucas Ferro: “La televisión se va a adaptar a las nuevas tecnologías, pero seguirá siendo la misma”

Por Micaela Cueto

Muchas son las preguntas que se presentan hoy en día en relación a la industria de la televisión.  ¿Cuáles son las condiciones de este medio en la actualidad? ¿Cómo se ve afectado por las nuevas tecnologías? ¿Cuál será su funcionamiento en los próximos años? Entre muchas otras cuestiones que, aunque sea de manera inconsciente, están presentes en nuestro entorno cotidiano. Entre llamados, mails, preguntas y respuestas, Lucas Ferro, actual productor del programa “Periodismo Para Todos”, de Canal 13, conducido por el periodista Jorge Lanata, responde algunas preguntas sobre su trabajo, sobre la industria de la televisión y sobre su visión acerca del futuro de esta industria.

Lucas Ferro trabaja para la industria de la televisión hace diez años, “la televisión es el medio que elegí”, afirma. Hoy, trabaja en “Periodismo Para Todos”, programa emitido por Canal 13 que conduce el periodista Jorge Lanata.

“El trabajo del productor se adapta mucho a quien sea tu jefe, cada periodista tiene su estilo y su gente”, asegura. Ferro trabaja con Lanata hace cuatro años y se define a sí mismo como “multiuso”, pues cree que ése es el secreto. En relación a su trabajo actual, entre muchas de las funciones que realiza, se encarga de organizar la tribuna de cada domingo, consigue todos los elementos que se utilizan en el piso del programa, que son elementos que facilitan la explicación de ciertos temas que se tratan en vivo y también produce los sketchs que hacen los personajes de Cristina Fernández de Kirchner, Aníbal Fernández y Alexandra. Al hablar del equipo de PPT, Ferro afirma que, más allá de que cada uno tenga su función específica, existe una capacidad muy grande de ayudar a los demás. Aparte, “’Periodismo para Todos’ es un programa con mucho rating y eso hace que las cosas sean más fáciles de realizar”, subraya.

“La televisión, como muchas otras industrias, depende en gran medida de la publicidad” afirma el productor. Resalta que, para que la oferta de contenido sea buena, juega un papel muy importante la industria de la publicidad ya que  son las pautas publicitarias las que financian gran parte de la industria televisiva y eso permite que los contenidos sean de mayor calidad y, a su vez, cuando los contenidos son de buena calidad se atrae una mayor cantidad de público. Por otra parte, a mayor cantidad de público mayor es el interés de los anunciantes. Es como una secuencia en la que una cosa lleva a la otra.

“Yo creo que la televisión es, de algún modo, el reflejo de la sociedad” responde ante la pregunta sobre la influencia de las nuevas tecnologías en la industria de la televisión. Según el productor, las nuevas tecnologías, como el HD, la televisión en 3D, entre otras, ayudan a que el medio sea más sorprendente, pero la esencia sigue siendo la misma, la función es entretener e informar. “Creo que la gente, con el tiempo, dejará de ver televisión en el living de su casa para verla en su teléfono celular o en su iPad, pero la responsabilidad de los que trabajamos en esta industria va a seguir siendo la misma”, enfatiza Ferro. Además, hace hincapié en que es fundamental llevar a los hogares productos de calidad y buen gusto. “Los avances siempre son positivos, no creo que nada atente en contra de la televisión”, remarca.

En relación a internet, que si bien puede incluirse dentro de los cambios que trajo aparejada esta nueva sociedad tecnológica, Ferro le dedicó un párrafo aparte. Al hablar de la web, el productor sostiene que es una herramienta eficaz e inmediata a la hora de dar y de obtener información, los cual hace que sea más accesible entender ciertos temas, como son la política, la economía, los espectáculos. “Saber más siempre es un aporte positivo”, resalta. A la vez, agrega que, cuanto más control sobre la información se tenga, más fácil resulta desempeñarse con seguridad en cualquier ámbito.

En el futuro, la diferencia va a estar en que va a haber mayor cantidad de dispositivos para recibir los contenidos que la televisión produce. Este fenómeno ya se está dando en la actualidad y es posible que se vaya incrementando a lo largo de los años, por eso el productor de “Periodismo Para Todos” expresó que su trabajo consiste en “adaptarse” tratando de hacer llegar los contenidos de la televisión a la mayor cantidad de dispositivos posibles.

Durante la entrevista, Lucas Ferro conversó de manera distendida acerca de la industria de la televisión, industria que él eligió hace diez años y que va a seguir eligiendo. También contó en qué consiste la tarea de ser productor, cosa que muchas veces escuchamos resonar en los medios actuales pero que no entendemos en su totalidad y, por último, habló de un fenómeno reciente en y que se va a seguir dando en un futuro: las nuevas tecnologías. Sin embargo, remarcó que la esencia de la televisión va a seguir siendo la misma pero que se va ir adaptando a los nuevos dispositivos.

Clusters, un fenómeno en crecimiento

Por Gastón Echagüe

En las últimas semanas, tanto el gobierno nacional como el de la Ciudad de Buenos Aires, han anunciando leyes de promoción audiovisual. En principio se trata de de concentrar este tipo de actividad en un mismo territorio y en el caso del gobierno porteño, también buscará articular la actividad de los privados con los centros de enseñanza universitarios o terciarios de la Ciudad. El hecho de concentrar todas las empresas audiovisuales en el mismo lugar, se denomina clusters.

La técnica de clustering es un concepto trasladado de la economía al área de la administración de empresas y de negocios. Se trata de un fenómeno (y su explicación) por medio del cual empresas de la misma industria se agrupan a gran proximidad.

Tomando el caso de la Ciudad de Buenos Aires, como ejemplo, las empresas cuentan con grandes beneficios para asentarse en la zona de Palermo Hollywood, como exención de Ingresos Brutos,  ABL, delineación y construcciones o impuestos de sellos entre otros beneficios impositivos.

En una entrevista, el director de Industrias Creativas y Comercio Exterior de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, dijo que con esto, se busca incentivar la venta de productos al exterior. También buscan atraer a las multinacionales para que hagan de Buenos Aires su centro de operaciones.

Este fenómeno es novedoso en nuestro país y es por eso, que se espera que su impacto en las empresas audiovisuales sea de gran impacto. Los clusters ya han sido utilizado en varios rubros y su utilización siempre ha sido beneficioso para la industria, la cual lo llevo a cabo, por eso se espera que el polo audiovisual, con la creación del cluster en Palermo Hollywood, posicione a la Argentina nuevamente en el mercado.

Por último, estos proyectos son a largo plazo y los clusters audiovisuales son una tendencia que crece a nivel exponencial en todo el mundo y en la Argentina, recién se ha comenzado a implementar, por eso sus resultados, recién se podrán ver dentro de unos años. Mientras tanto, la industria audiovisual tiene grandes beneficios para seguir evolucionando y posicionarse nuevamente, en los primeros puestos de exportación de contenidos al exterior.

Fuentes:

“Macri pone en marcha para hacer de Buenos Aires la nueva Hollywood” de Patricio Eleisegui. http://www.iprofessional.com

Trade and me. Blogspot de Enrique Avogadro

Clusters en Argentina. www. Beytech.net

Los estadios, una necesidad creciente dentro de la industria musical

Por Micaela Cueto

El dinero de la industria musical no desapareció, sino que ha cambiado de manos, de las discográficas a los músicos. Esto es así porque las compañías discográficas se están metiendo cada vez más en el mercado del directo, razón por la cual el número de espectadores de conciertos también sufrió un vertiginoso aumento en lo que va del siglo XXI. La Argentina no es una excepción. La industria musical, en nuestro país, ha evolucionado a pasos agigantados y se presenta como una gran alternativa por la alta demanda del mercado. El crecimiento es sostenido por la venta de entradas a los shows musicales, que compensa la caída de la venta de discos, que se observa desde el año 2007, y al escaso desarrollo del mercado digital legal.

En la Argentina, la producción de shows, la búsqueda de apoyo y sponsoreo de marcas y el management de artistas son los pilares fundamentales a la hora de pensar en el negocio de los shows en vivo. Pero, en los últimos años, las grandes productoras, como T4f-Time for FunFénix Entertainment Group y Pop Art, se centraron en dos estrategias: tener estadio y ticketera propia.

El requerimiento de los estadios pasó a ser una necesidad central ya que, sin ellos, no hay show y, además, estos grandes espacios son muy poco rentables. Es decir, se necesita de grandes artistas con capacidad de vender y que estén acompañados de grandes sponsors para poder financiar el espectáculo.

En la zona metropolitana de Buenos Aires, los estadios más codiciados por las productoras para realizar sus conciertos son: River Plate, GEBA, Estadio Único de La Plata, Boca Juniors, Vélez Sarsfield, Club Ciudad de Buenos Aires y el Luna Park. River Plate es el más deseado por su gran capacidad y por su ubicación. Pero su desventaja radica en ser un estadio de fútbol, por lo que no tiene tanta flexibilidad para desarrollar eventos como GEBA, por ejemplo. Lo mismo sucede con el estadio Boca Juniors, Vélez Sarfield, entre otros. El Luna Park es uno de los principales estadios cerrados de la Ciudad de Buenos Aires, lo que también lo hace muy requerido a la hora de pensar en un show musical.

Sin embargo, más allá de las opciones que existen, se puede ver que Buenos Aires necesita un espacio con capacidad, buena ubicación y flexibilidad para apoyar el nuevo emprendimiento de la industria musical, ya que son muchos los artistas que buscan venir al país. El argentino es un mercado de consumo muy importante, tiene gran poder de convocatoria y los artistas sienten una gran empatía con el público por su fanatismo, por su fervor y por su recepción.

Para muchos, es difícil comprender que una ciudad como Buenos Aires, una de las más culturales y grandes del mundo, carezca de un estadio con estas características. El gerente general de Fénix Entertainment Group confirma que existe un proyecto del Gobierno de la Ciudad para licitar la construcción de un espacio aporpiado. También, agrega que “a la Argentina, claramente, le falta un estadio flexible, multipropósito, moderno y techado, donde se pueda hacer todo tipo de eventos musicales y deportivos.” Y comenta que “hace dos años, en la Copa Davis, no teníamos dónde jugar el partido de la final”.

Son muchos los proyectos de los que se habla en la actualidad para resolver la carencia de estadios. No sólo se habla de construcción sino, en algunos casos, de realizar cambios, algunos profundos y otros simples. Por ejemplo, T4F anunció que planea construir un estadio para entre 15 mil y 17 mil personas. También se mostraron proyectos de modificaciones en algunos clubes, como Boca Juniors, River Plate, Club Atlético Independiente, Racing Club, entre otros.

Por último, un caso reciente, fue el fracaso de la construcción de un estadio cerrado en el Hipódromo de San Isidro. El proyecto consistía en la construcción de un espacio cerrado con una capacidad para 15 mil personas, que se utilizaría para actividades deportivas y artísticas. Pero, debido a las incesantes críticas de los vecinos que consideraban el proyecto como un impacto en su calidad de vida y a las dudas sobre las consecuencias que traería  en el tránsito y en la red de servicios públicos, el intendente Gustavo Posse decidió firmar un decreto que lo rechazaba. Es así que este intento por acrecentar los estadios en la provincia de Buenos Aires no tuvo el resultado que se esperaba.

El negocio de los recitales está creciendo abruptamente en todo el mundo y la Argentina no es la excepción. Este cambio parece haber sido el salvavidas de la industria musical, pero también trae aparejado muchas necesidades. Los artistas visitan constantemente el país y eso trae muchos beneficios. Pero se requiere estar preparados. La necesidad de estadios se hace cada vez más presente y hay una industria que tiene poco tiempo para esperar.

 

Para leer más:

público.es, “Los conciertos salvan la industria musical” http://www.publico.es/culturas/297445/los-conciertos-salvan-la-industria-musical

lanacion.com “Fuerte recuperación de la industria de la música” http://www.lanacion.com.ar/1378121-fuerte-recuperacion-de-la-industria-de-la-musica

MIRABAIRES, “El background detrás de los mega conciertos” http://mirabaires.com/pefiles/empresas/item/1957-el-background-detr%C3%A1s-de-los-mega-conciertos

iEco Clarín.com “Tickets, sponsors y Rock & Roll: el negocio de los recitales en la Argentina” http://www.ieco.clarin.com/economia/Argentina-Tickets-Rock-recitales-sponsors_0_140385964.html

http://www.taringa.net/posts/info/10129686/Proyectos-de-Estadios-En-Argentina-_Megapost_-_-Img_Info_.html.

Clarín.com, “Rechazo oficial al estadio en el Hipódromo de San Isidro” http://www.clarin.com/ciudades/Rechazo-estadio-Hipodromo-San-Isidro_0_474552682.html

El equilibrio entre la creatividad y el contenido prefabricado

logo for MTV Hits

Image via Wikipedia

Por Rocío Planas

MTV es una cadena TV  estadounidense de televisión por cable que funciona desde 1981. Hoy se transformó en todo un conglomerado de medios que opera Nickelodeon, VH1 y un paquete de cinco servicios digitales: MTV Jams, MTV Hits, VH1 Soul y VH1 Classic. MTV se ha expandido internacionalmente, amplió su mercado inaugurando distintas oficinas a nivel global: MTV UK, Europa, Brasil, Japón, China, Asia, España y Latinoamérica.

Ignacio Gil es director de arte del Departamento Creativo de MTV Latinoamérica, con sede en Buenos Aires. Su trabajo consiste en recibir briefs del departamento de marketing ubicado en Miami, indicando que deben promocionar un programa determinado resaltando el enfoque y las características que las piezas publicitarias deben tener. Una vez recibido el mensaje, comienza el trabajo en conjunto con el departamento creativo, compuesto por siete miembros: el director creativo que reside en Estados Unidos, el director de arte, un manager, dos productoras y dos editoras. Entre ellos analizan el programa de forma conceptual, buscan encontrar las características que lo distinguen, sus rasgos peculiares que lo hacen único. De esta forma elaboran un mensaje muy simbólico que representa al programa, y lo ejecutan para distintas plataformas: spots para televisión, para radio, gráficas y campañas para la vía pública.

Esta cadena televisiva nació como un canal musical, pero en los últimos años ha cambiado su imagen y su contenido, pasó de ser un canal de videoclips a transmitir realities, películas y un contenido más variado. “MTV cambia porque cambia el público, el espectador, la audiencia” indicó Ignacio. Resaltó que la aparición de Internet, y el fenómeno que esto significó, provocó, entre otras cosas, que la gente dejara de tomar a la televisión y al videoclip como forma para buscar nueva música. Frente a este giro, el canal se adaptó a los nuevos tiempos. Se sigue dirigiendo a una audiencia de entre 18 Y 24 años, pero el mensaje se modernizó. Destacó que como departamento de servicios, los creativos trabajan como integradores para crear una imagen de la marca, no solo promocionar contenidos: “Más allá de que cada programa tenga sus características, nosotros con cada acción que hacemos tenemos que cumplir con la identidad de MTV en general”

Entrevista completa.

La estabilidad dentro del cambio

Pink Floyd performing at Live 8 in London

Image via Wikipedia

Internet modificó en gran medida la forma de consumo de distintas industrias. Una muy afectada fue la industria de la música. Como se observa en el gráfico, la venta de discos se redujo un 25,12%, mientras que los ingresos generados por los shows en vivo aumentaron un 23,28%[1].

Los recitales se presentaron ante los sellos discográficos como la oportunidad para ganar más dinero. Las empresas productoras de espectáculos parecieron entender esta situación y se enfrentan en una batalla por el dominio de los shows y los estadios. En este contexto, Pop Art Music y Fenix Entertainment Group se fusionaron para vencer a Time For Fun (T4F), tal vez la organizadora más grande en Sudamérica (ver página: http://www.t4f.com.ar/).  La nueva empresa firmó un contrato de exclusividad con el estadio más atractivo para esta clase de eventos de Buenos Aires: River Plate. Además, está encargada del recital de Roger Waters, ex bajista de Pink Floyd, que agotó en tiempo récord 8 funciones
 
 
El negocio de los shows en vivo debe intentar solucionar varios desafíos, entre ellos, bajar los altos costos de producción a través del sponsoreo de, principalmente, empresas telefónicas. Otro desafío es la falta de espacio en la ciudad. Frente a esta adversidad, T4F anunció que planea construir un estadio para 15 mil, 17 mil personas. Más allá de las adversidades, las empresas explotan este  negocio porque, dentro de un modelo cambiante y lleno de modificaciones, el placer que siente el público en un recital, al ver al artista en vivo, se mantiene estable. Eso sí que no cambia. 
 

[1] Observatorio de las Industrias Creativas, Op cit.