“La gente le da más valor al vivo que a lo grabado”, afirma Ricardo Valdéz

Entrevistadores: Simón Avellaneda, Belén Deluca y Victoria Casado

Ricardo Valdéz es Gerente de Contenidos Audiovisuales y ha organizado eventos como el Pepsi Music y el Quilmes Rock en la Argentina. También, ha colaborado en la producción de algunos recitales en el exterior. Su punto de vista sobre los shows en vivo es indispensable para comprender mejor cómo es hoy el negocio de la música.

Luego del incidente de Cromañón, las cosas cambiaron ya que la seguridad se reforzó y los lugares clandestinos cerraron. Además, se prohibió en la Argentina la venta de alcohol en los shows. Esto modificó el negocio de los recitales pero aún así permanecieron los estadios y los lugares más grandes para hacer estos espectáculos en vivo.

Por lo general se definen con tiempo los shows en vivo, ya las giras se organizan varios meses antes. Algunos artistas ya se sabe que salen de gira pero no qué productora lo va a traer. Por un lado, los artistas extranjeros vienen a la Argentina cuando tienen mucho éxito en el país. Pero por otro lado, conseguir auspiciantes “es un tema” ya que ahora hay menos sponsors que antes y estos han dejado de invertir luego de la crisis del 2009. Es por tal motivo que las entradas son tan caras.

“La gente no discute la entrada de un show en vivo, la pueda pagar o no la pueda pagar, hace un sacrificio y aunque sea cara la paga”, declara Ricardo Valdéz. El Gerente de Contenidos Audiovisuales considera que a la gente le gusta más ir a ver un show que comprar un disco, debido a que los espectadores le dan más valor al vivo que a lo grabado.

Anuncios

Ramiro San Honorio: “El espectador siempre tiene el poder”

Por Javier Merlo y Ezequiel Ratti

Ramiro San Honorio es escritor, guionista, realizador y director de televisión y cine. Con sólo 32 años tiene una extensa carrera en la industria, con proyectos concretados en History Channel, Natgeo, Playboy TV y FOX. La lista de sus trabajos sigue y es larga. Además, desde hace cinco años es profesor, dicta una gran cantidad de seminarios y actualmente es profesor de la UBA. 

La Argentina atraviesa un gran momento en la exportación de formatos de televisión. Según el informe de FRAPA publicado en 2009, el país es el cuarto exportador a nivel mundial. Sin embargo, San Honorio ubica a la Argentina en el tercer puesto, tan sólo superada por Estados Unidos e Inglaterra. Argumenta que si bien Holanda supera en número a las exportaciones argentinas, es un mercado que exporta sobre todo formatos de entretenimiento y de realities. Argentina, en cambio, exporta también ficción. “No puedo nivelarlo, son líderes en esos formatos, pero no venden una sola ficción”, dice San Honorio. El entrevistado dice que los formatos argentinos son muy buscados por su nivel creativo. Sostiene que en el resto de Latinoamérica no gusta cómo hablan los argentinos y que por este motivo es mucho más fácil vender el formato que el producto ya enlatado. Destaca también la importancia de buscar historias universales con personajes creíbles y sólidos.

El gobierno nacional ha tenido un papel activo en la industria del cine y la televisión, y especialmente en la cuestión de los formatos. Prueba de esto es el acuerdo de la cancillería argentina con MIPCOM, que permitió la designación de Argentina como “País de honor” de la importante feria televisiva realizada en Cannes. En este sentido, San Honorio opina que el Estado argentino ha tenido una “mirada muy acertada” que permitió abrir las puertas a autores que no eran tan conocidos y así aumentar la diversidad de contenidos. Sin embargo critica la falta de capacitación que aún persiste en el sector audiovisual y afirma que es necesario lograr una educación técnica y creativa antes de cualquier inversión. Además, destaca el papel del INCAA, celebra que el Instituto haya apostado por el cine de género “dejando un poco de lado al de autor”. Cree que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es importante para avanzar, valora la exigencia de producción nacional para reactivar la industria y lograr una identidad propia de cada región, pero advierte que aún falta mucho por trabajar y agregarle; por ejemplo el papel que juega actualmente Internet.

Respecto a la nueva época que abrió para la industria televisiva y cinematográfica la llegada de internet, San Honorio subraya a la hora de crear contenidos la necesidad de no pensar como autores, sino como espectador. Remarca que el “espectador no es tonto”, siempre tiene el poder y hay que saber cuidarlo y comprenderlo. En su opinión estamos frente a un público que tiene un poder absoluto, con muy poca paciencia y muy sensible a su entorno. Aconseja que los contenidos tengan impacto, ritmo y originalidad, pero aclara que la fórmula del éxito no la tiene nadie.

Finalmente modera los pronósticos fatalistas acerca del impacto que internet y las nuevas tecnologías en la televisión. Desde un aspecto tecnológico, San Honorio destaca que la industria de la televisión, con el lanzamiento de nuevas pantallas como el LCD; el plasma; el LED y los smart tv, “jugó inteligentemente” para atrapar al nuevo espectador. A este logro técnico suma uno narrativo: los contenidos siguen naciendo en televisión, y desde allí logran expandirse a otras plataformas.  Sin embargo, advierte que la situación para el cine es más crítica y devela que se están evaluando nuevas formas de estimular al espectador a través del 4D, es decir la estimulación de los espectadores a través del movimiento de sus butacas, de olores y de humo, por ejemplo.

ENTREVISTA COMPLETA

“El desafío está en devolverle la competencia estratégica al diario, su valor agregado”, dicen los canillitas

Por Florencia Bernardi, Azul Rizzi y Adriana Romo

La industria de los diarios adquiere diversos matices a medida que se la analiza en profundidad. Desde sus inicios, su trabajo productivo se caracterizó por procesos interrelacionados, ávidos de servir al bien social y a la libre oferta de información a la comunidad. Una industria que desde sus tempranos años se mostró potencial en la  búsqueda de unidad, cooperación y crecimiento en conjunto. Una industria que persigue muchos objetivos loables, pero que padece un obstáculo posmodernista: el individualismo.

Los principales actores de este escenario son las editoriales, las distribuidoras y los vendedores. Entre estos tres roles se establecen relaciones y tensiones diarias que complejizan a diario el proceso de producción de información. El secretario general del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas se posiciona como uno de los grandes referentes para hablarnos del último eslabón de la cadena. Un verdadero representante de los conflictos, disturbios, victorias y reclamos que día a día enfrentan uno de los actores  más emblemáticos de la Argentina: los canillitas.

Esta entrevista tiene como objetivo distinguir las principales características del final del proceso de producción de un diario. Algunas preguntas parecerán más bien técnicas pero ayudan a comprender un entorno que nos toca de cerca, pero que miramos de lejos. En profundidad nos interesa conocer los orígenes de los conflictos y reclamos propios de este sindicato, las características que lo hacen singular y cómo sus actividades reflejan, viven y son consecuencia de los principales cambios de la industria de diarios.

Entrevista completa a Martín Bargas

La industria de los diarios adquiere diversos matices a medida que se la analiza en profundidad. Desde sus inicios, su trabajo productivo se caracterizó por procesos interrelacionados, ávidos de servir al bien social y a la libre oferta de información a la comunidad. Una industria que desde sus tempranos años se mostró potencial en la  búsqueda de unidad, cooperación y crecimiento en conjunto. Una industria que persigue muchos objetivos loables, pero que padece un obstáculo posmodernista: el individualismo.

Los principales actores de este escenario son las editoriales, las distribuidoras y los vendedores. Entre estos tres roles se establecen relaciones y tensiones diarias que complejizan a diario el proceso de producción de información. El secretario de prensa del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas se posiciona como uno de los grandes referentes para hablarnos del último eslabón de la cadena. Un verdadero representante de los conflictos, disturbios, victorias y reclamos que día a día enfrentan uno de los actores  más emblemáticos de la Argentina: los canillitas.

Martín Bargas, habla del sindicato como si fuera él mismo. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Un hombre que vivió su juventud en un puesto de diarios y que a su vez se formó en el núcleo de las editoriales. Su mirada global permite un acercamiento real al clima de este singular sindicato, a la vez que su trayectoria inspira objetividad y confianza.

Actualmente es el miembro de la comisión directiva del sindicato que representa a  5600 trabajadores de la Capital Federal y Gran Buenos Aires, y en una charla privada en una de las luminosas salas de Sivendia, nos habla de los conflictos que enfrenta a diario el sindicato. Fácil de predecir, el conflicto histórico que aún mantiene la organización sindical es la recuperación 40% del porcentaje de tapa del vendedor. Este reclamo tiene sus raíces en el año 2001, en el que el porcentaje otorgado a los vendedores disminuyó en un 8% (el cual representa un 20% de sus ganancias), bajo el argumento de la crisis y de la temporalidad de la medida. La medida momentánea se convirtió en eterna y la lucha por su recuperación ya se inscribe en la historia. “Esa es la madre de todas las batallas”, resume Bargas, añadiendo que solo se recuperó el porcentaje en las editoriales menores.

El segundo actor con quién es necesaria la negociación continua hace referencia al marco laboral. Las cuestiones de permisos de trabajos, sufre las consecuencias de la actual crisis de la industria gráfica y los permisos se convierten en un valor fundamental a ser preservados. Un ejemplo clarifica este punto: si una parada es cerrada por cualquier motivo, corre el riesgo de perder el permiso y la labor para recuperarla es densa y complicada. Bargas resume entonces que existen tres frentes: las editoriales por un lado, los municipios por otro y el ministerio de trabajo por otro. Estos comprenden el 80% de la actividad diaria que enfrenta el sindicato.

Sin embargo, existe aún un último obstáculo que enfrentar: las distribuidoras, aquel intermediario entre las editoriales y los vendedores. En entrevistado nombra tres factores que afectan la relación entre estos dos actores. El primero es el problema histórico de los horarios de llegada. Anticipándose a nuestra pregunta, afirma que la influencia de Internet genera la necesidad de transmitir necesariamente contenido actualizado. Este requerimiento tiene como consecuencia el cierre tardío de los diarios y, por ende, su llegada tarde. Los diarios que deben ser entregados a las 3 de la mañana a los canillitas, empiezan a ser producidos recién a las 12 de la noche. La vorágine de la realidad retarda su llegada.

Los efectos de Internet pocas veces son dominados y las consecuencias de los soportes online son tema típico entre los involucrados en los medios. Pero, ¿de qué manera concreta afectan las nuevas tecnologías a los vendedores? El licenciado Bargas nos habla de la adaptación  que debió realizar la prensa gráfica. Un primer factor que acompaña este desarrollo es la segmentación. Las editoriales comenzaron a vivir los fracasos de grandes tiradas de revisas sin vender. Y no se habla de un fracaso de contenidos, sino de un fracaso en la forma de los contenidos. Tiradas casi enteras de revistas interesantes y de capacidad de venta eran devueltas a las editoriales por fallas en el modo de exhibición. Ya no se habla de un sistema unidireccional, sino que el ida y vuelta se instaló en la industria: a los editores les interesa preguntar. El conocimiento de la venta día a día se constituye como una forma de poder. Pero no es infalible. A pesar de las técnicas de negocios, no se puede evitar el impacto de la segmentación. Necesariamente, las ventas descienden. Este hecho está influenciado además por el segundo factor que destaca el secretario: la preponderancia de la velocidad sobre el análisis.

Se concluye entonces, que tanto la segmentación como las nuevas tecnologías afectaron el escenario de los vendedores. Esto no implica necesariamente una desaparición, sino que el sistema debe acomodarse y convivir en una sociedad con nuevos valores. Bargas afirma convencido que el desafío de esta industria es volver análisis e investigación frente a esas nuevas tecnologías. El desafío está en devolverle la competencia estratégica al diario, su valor agregado.

Esta adaptación de la industria es absolutamente necesaria. Los vendedores de diario viven de la venta directa de ejemplares. Por ende, el sindicato debe enfrentar el desafío de luchar contra una industria que padece segmentación, que posee medios alternativos gratis y accesibles (como lo es Internet  y que encima los ingresos de las editoriales se concentran en publicidad (80%) y ha quedado relegado el valor del precio unitario. La adaptación se ejemplifica concretamente en el proyecto del sindicato: incluir en la cadena el 6% de ganancias de la publicidad oficial, que corresponde a los canillitas. Esto supliría el hecho de que son ellos casi los únicos que quedan atados al precio de venta que se fue degradando a lo largo del tiempo. Y si hay menos ingresos, hay menos venta.

La conversación continúa con el énfasis que remarca Bargas sobre la relación de interdependencia que caracteriza al sindicato y a sus formas de reclamar. A diferencia de la dependencia directa, los trabajadores ganan en función de su trabajo; su sueldo se constituye a partir de los porcentajes de venta; e interaccionan con las editoriales, no trabajan para ellas. Esto implica que los reclamos y exigencias se mantienen al margen del ambiente público, a diferencia de un sindicato más activo y rebelde como el de los camioneros. Las medidas de acción directa se posicionan como la última alterativa para el pedido de derechos. En este punto Bargas agrega que sería además muy difícil organizar a los canillitas, ya que no solo están distanciados dentro de las mismas localidades, sino que en muchas ocasiones compiten entre ellos. No se enorgullece entonces de las medidas directas de los canillitas, sino que él prefiere un planteo institucional seguido de intentos de dialogo. El sindicato no se maneja por este tipo de medidas, sino que son el último recurso. Es disparatado afirmar que las organizaciones sindicales se alegran de hacer paros. Si el canillita no trabaja, no gana.

Es importante resaltar este punto, ya que esclarece la gran paradoja de la distribución: tomar medidas de acción para convertirse en las víctimas de sus propios actos. La entrevista nos permite concluir que esta es la última alternativa a las exigencias de los vendedores. Es la última solución y la más sufrida por todos. Es una dicotomía, en la que detrás se esconden los deseos de sentarse en una mesa a negociar.

Pero no todo es de color gris para el sindicato. A pesar de las dificultades, la negociación se sigue presentando como el mejor camino para la resolución de conflictos. Bargas menciona los conflictos pasados con el gobierno de la ciudad y destaca las mejoras que se pueden obtener a partir del entendimiento. Hoy están trabajando en la calle Florida en relación a la reforma de los veintitrés puestos de diarios de receptoría. Sus objetivos están directamente vinculados a la mejora en la calidad de trabajo de los vendedores que trabajan entre diez y doce horas en ese lugar. Se habla entonces de una mejor iluminación, mejor seguridad, mayor protección para la venta. ¿Y quién paga por todos estos escaparates? El gobierno de la ciudad. Algunas políticas reivindican los estragos del 2001.

 Florida no lo es todo. Uno de los mayores orgullos es el 7 de noviembre: el día nacional del canillita. A partir de esa lucha, los días se fueron sumando y de 365 días laborales pasaron a 360. Fue difícil para las editoriales comprender la necesidad de este feriado: “en nuestra  actividad pedimos un día nada más y eso es casi humanitario”. Asegura que este pedido desencadenó la empatía de los lectores, quienes establecen con los canillitas una relación como la de “vecino” de muchos años. La sociedad se solidariza con el más débil.  Como consecuencia, las editoriales, movilizadas por el repudio de los lectores, concluyeron en aceptar el feriado canillita.

Ya acercándonos al final, no perdemos la oportunidad de conversar sobre uno de los temas que más relevantes nos parece en este juego de roles y tensión de la industria del diario: la pérdida del derecho a la libre información. Esto viene vinculado directamente al poco interés que se le brinda al día que “el diario no llegó”. Abrumados por las nuevas tecnologías, existen numerosas alternativas si hay conflictos en la salida de los diarios. ¿Hay que otorgarle especial atención a este tema?

Bargas responde utilizando como base los beneficios de la sociedad actual. Niega que se pierda el derecho a la libre información, ya que las alternativas de las multiplataformas habilitan el acceso. Agrega que este argumento es utilizado a menudo por las editoriales en contra de las acciones directas de los canillitas como una forma de evitar el tema que a ellos les concierne: el ingreso de los vendedores.

Difícil es establecer una conclusión en un ambiente en el que ponderan los intereses económicos. El futuro de los diarios debe reinventarse a los cambios que la sociedad está viviendo, pero siempre buscando la cooperación, la unidad, el servicio a la sociedad. El futuro de los diarios existe. Y las mejoras a la calidad laboral de los canillitas también. Solo hay que seguir buscándolas.

Las editoriales independientes ganan terreno en el país

CRAVIOTTO – MALOVRH – ROJO

A pesar de la crisis económica y las nuevas tecnologías, el mundo de las editoriales contemporáneas logra adaptarse a los cambios. Las grandes empresas editoriales, en su búsqueda por el éxito comercial, se ven sujetas a estructuras fijas. Ante el espacio cedido por estos sellos, las editoriales independientes vieron una gran oportunidad.

La industria del libro puede definirse de alto riesgo ya que uno no tiene posibilidad de garantizar el éxito comercial de un libro. Para los autores no conocidos es muy difícil lograr que una editorial le publique su trabajo.

Con la crisis financiera del 2001, la industria sufrió una recaída. Como consecuencia,  Argentina comenzó a vivir un fenómeno totalmente nuevo: el surgimiento de editoriales independientes. Fueron producto del deseo de publicar textos de tradición local, y de la reacción ante un contexto editorial polarizado y concentrado sobre pocos grupos que fueron dejando de publicar literatura y calidad para apostar a la circulación de un libro masivo.

A diferencia de los grandes sellos, éstas apuestan al vínculo estrecho con los lectores, producto de la estrecha relación entre editor y autor. La editorial pequeña cuenta con el autor como un miembro activo de la producción editorial. Además, se limitan a editar libros y, por sobre todas las cosas, crean una estética de la lectura, imprimen su huella. Su misión es la de encontrar lo original, aquello que impresione y quede grabado en el lector. Estas editoriales permiten llevar a cabo proyectos alternativos a la edición generalizada. Permite la divulgación de otras voces y otras líneas no masivas, pero sí necesarias, para el mundo cultural.

La apuesta de muchas pequeñas editoriales tiene que ver con los modos de lectura, el amor por la literatura y la cultura. El libro de culto está ganando nuevamente en visibilidad. Las editoriales independientes están demostrando que están dispuestas a seguir creciendo y difundiendo la buena literatura.

TEXTO COMPLETO

Las editoriales independientes ganan terreno en el país

FUENTES

Kung, L. (2008) Strategic Management in the Media Industry: Theory to Practice, London and Newbury Park, Sage.

Getino, Octavio. El capital de la cultura: las industrias culturales en la Argentina. Ediciones Ciccus

CAL: Cámara argentina del libro http://www.camaradellibro.com.ar/

Consorcio de editores independientes de Argentina http://www.consorciodeeditores.com.ar/contacto.php

“Editoriales independientes de Argentina muestran vitalidad frente a trasnacionales” (2013) en línea en La jornada, http://www.jornada.unam.mx/2013/05/04/cultura/a04n1cul, (Consulta 5 de octubre del 2013)

Valle, Gustavo, “Vigencia de la editorial independiente” (2013) en línea en Perfil online, http://www.perfil.com/cultura/Vigencia-de-la-editorial-independiente-20130818-0049.html, (Consulta 3 de octubre del 2013)

Libertella, Mauro, “El regreso de los editores y traductores de calidad” (2013) en línea en Revista de Cultura, Clarín online, http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/editoriales-independientes-regreso-editores-traductores-calidad_0_1001299945.html, (Consulta 2 de octubre del 2013)

“Los editores salen a buscar a los lectores” (2013) en línea en diario BAE, http://www.diariobae.com/diario/2013/09/20/32645-los-editores-salen-a-buscar-a-los-lectores.html, (Consulta 2 de octubre del 2013)

“No pienso en la originalidad, no creo en eso, menos después de internet” (2013) en línea en Télam, http://www.telam.com.ar/notas/201309/34351-no-pienso-en-la-originalidad-no-creo-en-eso-menos-despues-de-internet.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=facebook, (Consulta 2 de octubre del 2013)

E-book: surgimiento y estadísticas

Avellaneda, Jazmín
Mclean, Candelaria
Simes, Antonella
El libro electrónico es una versión digital del libro tradicional. Permite que el lector se acerque a la lectura de modo similar y si bien ofrece cada vez más ventajas (como la durabilidad de la batería, el poco material utilizado para producirlo y la economía del espacio), no ha llegado a desarrollar todo su potencial como soporte, ya que le falta incorporar imágenes y sonidos. A pesar de que se han visto avances en la compatibilidad de formatos, todavía hay productos que no se adaptan a este.

En América Latina la producción de ebooks es aún inestable, y su futuro es incierto a menos que mejoren sus condiciones de acceso a un sector más amplio de lectores.
Daniel Benchimol, experto en Publicaciones Digitales habla de la situación en nuestro país y cuenta que aún estamos en una etapa muy prematura, con pocos contenidos y dificultad para acceder a las tablets y a los ereaders, de manera masiva. Argentina ha recibido desde siempre de manera tardía los cambios tecnológicos pero, finalmente, siempre arriban. En la actualidad ya hay varias editoriales en nuestro país que publican solo en formato digital. Entre ellas se destacan Editorial Conejo, Santos Locos, De Parados, Caballo Negro y Hoja de Trabajo. Los países que más han adoptado este nuevo dispositivo son Inglaterra, Estados Unidos, China y Rusia.

Uno de los debates más importantes alrededor del libro electrónico gira en torno a los derechos de autor y a las licencias de uso. Hay quienes apoyan el intercambio de cultura sin restricciones, como es el caso de la organización Vía Libre y Creative Commons Argentina, o editoriales como O’Reilly. Pero también frente al miedo de perder los derechos sobre el contenido de las obras, Adobe creó un sistema de seguridad encuadrado dentro de los sistemas de gestión digital de derechos (DRM – sus siglas en inglés -). Los sistemas de DRM restringen la lectura de libros en dispositivos distintos, hay limitaciones por fecha y borrado de libros ya comprados. Como sucedió con Amazon que borró miles de copias de la novela 1984 de George Orwell.
Se argumenta que existe una desaparición de datos reales de los ebooks en las estadísticas. Esto se vio reflejado en las ventas de los 50 libros más vendidos en donde se mostraba que las ventas de los ebooks se desaceleraban contra las ventas de los libros en papel. Hay que resaltar que la realidad comercial de los libros electrónicos es diferente a la del libro impreso, y lo que se interpreta como una reducción puede ser una desaparición en los datos registrados de los libros más vendidos. (Los datos de este estudio sin embargo, omiten el impacto de la auto publicación o de las publicaciones digitales de compañías como Amazon). Otro aspecto a tener en cuenta en el crecimiento de los e-books es que sus ventas no tienen relación directa siempre con las ventas del mismo libro impreso. Además algunos métodos de edición y publicación, como las auto publicaciones de algunos autores no figuran en datos estadísticos.
Danien Benchimol afirma que “Las publicaciones digitales implican el cambio más importante en la industria de los contenidos en los últimos 500 años. La industria cultural más longeva de todas, es la última en transitar el cambio.”

Fuentes

http://www.san-pablo.com.ar/rol/?seccion=articulos&id=4385

http://sipse.com/tecnologia/futuro-incierto-para-e-books-51301.html

http://www.usatoday.com/story/life/books/2013/10/06/e-books-reading/2877471/

http://es.wikipedia.org/wiki/Libro_electr%C3%B3nico#Seguridad_en_el_libro_electr.C3.B3nico

http://ticsyformacion.com/2011/12/08/estadisticas-de-publicacion-de-ebooks-infografia-infographic/

Informe completo: ebook (1)

Educ.ar: el Estado como emisor cultural

El rol del Estado y su intervención ha sido tema de debate durante siglos. Mientras que algunos sostienen que éste debe limitarse a un rol secundario, librando a la sociedad en manos de las leyes naturales de mercado y competencia, otros creen que el Estado debe participar activamente para ser garante de los derechos de todos sus ciudadanos.

Dentro de una política orientada bajo esta última teoría es que en el año 2000 nace “educ.ar”, un proyecto educativo dependiente del Ministerio de Educación de la Nación Argentina. Educ.ar buscaría garantizar una igualdad de oportunidades entre los estudiantes de todo el pueblo argentino, una capacitación constante para alumnos y docentes, y una aplicación y utilización de las nuevas TIC para la generación de contenidos, facilitando un acceso universal.

Pero el proyecto no se limitó únicamente al lanzamiento de enormes programas como el de “Conectar Igualdad”, que consistió en la entrega de 3 millones y medio de netbooks para estudiantes y docentes de instituciones educativas públicas. A partir del 2005, el Ministerio de Educación comenzó a ampliar su proyecto también al formato audiovisual con la creación del Canal Encuentro, un canal destinado a la transmisión y generación de contenidos culturales. Más tarde nacería Paka Paka, destinado al público infantil, y por último, se lanzaría DeporTV, destinado a contenidos deportivos.

Sin embargo, el proyecto en su formato audiovisual y televisivo no logra escapar de la dicotomía política en la que está sumergida la sociedad argentina y se tiñe constantemente con ella. Los intereses políticos y económicos ponen en jaque su propia transmisión, existiendo un constante conflicto de Cablevisión (perteneciente al Grupo Clarín, enemistado con el gobierno) por la no inclusión de Paka Paka dentro de la programación. A la vez, los propios contenidos son muchas veces cuestionados debido a su trasfondo ideológico, sobre todo en el caso de la señal infantil, que tiene un público mucho más vulnerable.  La sociedad y el Estado deben cuestionarse si están realmente preparados para asumir sus respectivos roles con la responsabilidad que cada uno conlleva.

PDF Completo: http://www.mediafire.com/?yd5i1l73ma6vplo

Fuente

  • Kung, L. (2008) Strategic Management in the Media Industry: Theory to Practice, London and Newbury Park, Sage.
  • Murciano, Marcial. “Las políticas de comunicación ante los retos del nuevo milenio: pluralismo, diversidad cultural, desarrollo económico y tecnológico y bienestar social” en  Zer, n. 20, 2006, p.371-398 (D).
  • Cortés, José Ángel, “La estrategia de la seducción. La programación en la neotelevisión” EUNSA, Pamplona.
  • Sitio web oficial de educ.ar, en línea, en http://www.educ.ar/

http://www.tda.gob.ar/contenidos/home.html

Cazenave, De Ferrari, Rebora, Sauma

La TDA: un reto tecnológico para la Argentina

Carvallo – Gutiérrez – Paredes

La Argentina se enfrenta, desde abril de 2010, al reto tecnológico de implementar la denominada Televisión Digital Abierta (TDA). Esta es una política pública puesta en marcha por el Gobierno Nacional argentino que consiste en crear, en todo el territorio nacional, un sistema público y gratuito de televisión de aire digital de transmisión terrestre (Televisión Digital Terrestre) y satelital (Televisión Digital Satelital), esta última para aquellas zonas donde no sea posible la cobertura terrestre por razones geográficas, poblacionales o técnicas. De las normativas internacionales posibles, la TDA se ajusta al estándar técnico japonés ISDB-T, adaptado por Brasil. Acá un video explicativo sobre la tecnología de la TDA: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=CeLK02wWWmA

Los objetivos que se afirma perseguir con esta política gubernamental van desde lo social (inclusión, democratización de las comunicaciones, protección de la diversidad, etc.) hasta lo económico (impulso de la industria de las TIC en el país y creación de empleo) pasando por lo técnico (mejora de la calidad de la imagen y sonido, interactividad, convergencia digital, etc.). En este momento se encuentra en fase de desarrollo y está siendo gradual: ya hay 68 estaciones de transmisión y 31 canales en funcionamiento. Ya existen provincias que cuentan con mayor cobertura como Buenos Aires o Córdoba y otras en las que aún es escasa, como o Santa Cruz. Esta fase de desarrollo terminará con el cese definitivo de las emisiones analógicas, el denominado “apagón”, tenga lugar aproximadamente dentro de 10 años. Podés consultar las estadísticas de la TDA mediante mapas interactivos y gráficos aquí: http://estadisticas.tda.gob.ar/

Existen agentes afectados por la TDA de manera negativa (los operadores de cable) y positiva (empresas fabricantes e instaladoras de decodificadores, televisores y antenas así como los creativos, en el campo de producción de nuevos contenidos). Con respecto a los espectadores, saldrán ganando si finalmente se cumplen las promesas de variedad en la oferta y de calidad que se están haciendo, lo que es difícil si se compara con otros casos como España, cuyo apagón tecnológico fue en 2010 y aún no ha logrado estar a la altura de las expectativas creadas. Así, la Argentina debe encarar este desafío tecnológico de manera óptima si quiere alcanzar los objetivos que se propuso y no dejar promesas incumplidas. Si querés saber más sobre TDA visitá: http://www.tda.gob.ar/contenidos/home.html

Nota completa (PDF) : https://www.dropbox.com/s/1rw39ovzyeg682q/TDAENSAYO.pdf

BILIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

Artículos:

Guillermo Perea R. Políticas públicas y televisión digital en Argentina: Acceso, diversidad y el desafío
de la TDT. Universidad Nacional de Quilmes, 2012. Consultado el miércoles 25 de septiembre de
http://www.comonbyte.com.ar/portfolio/cdRedCom/ponencias/eje05/PON05PEREA.pdf

Murciano, M. Los nuevos valores de las políticas de comunicación. Cuadernos de información, nº 18,
Barcelona, 2005, pp. 89-98.

Artículos de prensa (en versión online de los diarios):

“La interactividad en TV deberá esperar que haya 70% de penetración de banda ancha” Entrevista a Osvaldo Nemirosvci, Medio digital Redusers. Consultado el domingo 29 de Septiembre de http://www.redusers.com/noticias/la-interactividad-en-tv-digital-debera-esperar-a-que-haya-70-depenetracion-de-banda-ancha/

“Los desafíos de la TDT a 1.000 días del apagón analógico”, El País, 11 de julio de 2007.

“Para que crezca la TV digital tiene que haber más diálogo entre los privados y el Estado” Entrevista a Luis Valle, Medio digital Redusers. Consultado el domingo 29 de Septiembre de http://www.redusers.com/noticias/para-que-crezca-la-tv-digital-debe-haber-mas-dialogo-entre-losprivados-y-el-estado/

Cuéllar, Manuel. “¿Y esto es la TDT?”, El País, 2 de abril de 2010.

Elola, Joseba. “El descontrol de la TDT”, El País, 14 de julio de 2012.

Fernández Carnero, José Luis. “¿Quién teme a la TDT?”, El País, 5 de agosto de 2012

Gómez, Rosario. “Las ayudas a la TDT son ilegales”. El País, 18 de septiembre de 2013.

Martín Fernández, Pablo. “Argentina eligió la norma japonesa de televisión digital”. La Nación, 29 de agosto de 2009.

Moreno, Constanza. “Televisión digital del Gobierno: entre buenas experiencias y falta de contenido crítico”. La Nación, 31 de julio de 2012.

Sitios web:
Portal oficial de estadísticas de la TDA. Primera fecha de consulta: viernes 20 de septiembre http://estadisticas.tda.gob.ar/

Sección sobre TDA en el portal oficial del Gobierno Argentino. Primera fecha de consulta: sábado 28 de septiembre http://www.argentina.gob.ar/pais/95-tv-digital-abierta.php

Sitio web oficial de la TDA argentina. Primera fecha de consulta: viernes 20 de septiembre de 2013  http://www.tda.gob.ar/contenidos/home.html

Sitio Web oficial de la TDT española. Fecha de consulta: sábado 28 de septiembre  http://www.televisiondigital.es/TelevisionDigital/Paginas/informacion-general.aspx

Wikipedia Fecha de consulta: sábado 28 de septiembre http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada