New York Times: el negocio de la calidad

Debido a la inestabilidad que sufre la  prensa, generado por el poco ingreso de las ediciones impresas y a la caída de venta por la publicidad, diferentes diarios del mundo deben hacer valer la calidad de su contenido ante la multiplicidad de ofertas que hay en  la web. A  raíz de esto, uno de los primeros diarios en tomar una nueva iniciativa fue The New York Times, un diario estadounidense fundado en 1851 por Henry Jarvis Raymond y George Jonas en New York. Años más tarde, fue adquirido por Adolph Ochs y bajo su dirección logró renombre internacional. Con el avance de las nuevas tecnologías y la posición del periodismo en Internet, en 1996 crea su sitio web: nytimes.com.

En  marzo de 2011 (debido al poco ingreso generado por  su edición impresa, al descenso de la venta publicitaria y la caída de sus acciones) adaptan un  nuevo programa  denominado  Paywall (muro de pago) mediante el cual las suscripciones en Internet comenzaron a ser pagas. Aquellas personas que no estén registradas solo podrán acceder a 20 artículos por mes.

Actualmente The New York Times percibe la confianza de los consumidores, con  un total de 31 millones de visitas por mes. Fruto de la excelente calidad periodística y el reconocimiento de la marca a nivel mundial. Ganador de 106 Pulitzer  gracias a su veracidad, calidad y reconocimiento de sus periodistas que hicieron que sus consumidores sean fieles a una marca consolidada, convirtiéndose no  solo es un diario leído por los estadounidenses sino también en el resto del mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=KSKJiICDY7Y

Informe completo: caso NYT

lanacion.com: cómo seguir siendo relevantes en el entorno digital

Logolanacion.com

El mercado de los diarios impresos es un mercado maduro, cuyas ventas están en declinación, con excepción de aquellas economías que están en desarrollo. Del total de tiempo dedicado al consumo informativo, un usuario promedio dedica un 38% a los diarios digitales y un 8% al papel. Sin embargo, la inversión publicitaria sigue siendo mayor en los medios impresos. Los diarios online ofrecen al usuario la actualización instantánea de noticias, una facilidad de acceso, y la innovación de contenidos.

LaNación.com es la versión digital del diario argentino La Nación, fundado en 1870, dirigido a la clase media alta y de tendencia conservadora, con una tirada promedio que los domingos alcanza los 322 mil ejemplares. LaNación.com fue creado en 1995, siendo el primer diario nacional en tener una versión online y creó contenido propio desde ese momento. Hoy ofrece, además de la actualización constante de información, gracias a la redacción que trabaja 24/7, blogs de diferentes temáticas a cargo de prestigiosos periodistas, una innovadora tarea en periodismo de datos y experimenta con plataformas como la radio (La Nación Radio) y la televisión (LN TV) digitales, todo esto buscando agregar audiencia al sitio. Además, cuenta con versiones mobile y aplicaciones para distintos sistemas operativos de smartphones, por lo que el acceso a la web es amigable y fácil. Los contenidos y servicios que ofrecen son totalmente gratuitos.

LaNación.com es el sitio de noticias más consumido del país y el segundo en habla hispana, y cuenta con 13.145.524 usuarios únicos. Ha recibido numerosos premios, tanto por sus contenidos periodísticos como por el diseño de la web. El gran desafío para este diario online es continuar adaptándose a los cambios constantes que propone la tecnología, y continuar ganando usuarios. En cuanto a sus ingresos, deben apostar por el crecimiento en lo publicitario; y solo si se logra generar la fidelidad total de la audiencia, se podrá pensar en un modelo de contenidos pagos.

 

Links consultados

http://www.anunciantes.org.ar/detalle-informes.php?idnoticia=675#.U2qBTGJ5NsY

http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/ayudadetareas/periodismo/periodismo-mundo.htm

http://blogs.lanacion.com.ar/

http://blogs.lanacion.com.ar/data/

http://www.comerciallanacion.com.ar/pages/contenidoGeneral.aspx?cat=faq

http://www.diariosobrediarios.com.ar/dsd/notas/1/17409-resonantes-cambios-en-la-conduccion-de-la-nacion.php

http://www.fcp.uncu.edu.ar/upload/Tesina%20Diario%20Los%20Andes%20Online.pdf

http://www.grupoclarin.com.ar/

http://invasionesbarbaras.files.wordpress.com/2011/07/la-nacion-redacccion-integrada1.jpg

http://www.lanacion.com.ar/1643516-la-nacion-ganadora-en-los-premios-adepa

http://lanacion.in

http://www.museomitre.gov.ar/nacion.htm

http://red-accion.uncoma.edu.ar/asignaturas/pd.htm

http://twitter.lanacion.com.ar/

ORSAI: otra forma de pensar la industria editorial

Orsai surgió en un contexto de varias dificultades para la industria editorial. Su creador, Hernán Casciari, estaba cansado de lidiar con los problemas que le traía llegar a las publicaciones de sus libros: creía que estaba siendo engañado por las editoriales y que no estaba ganando lo que le correspondía por sus obras. Entonces creó Orsai. En sus comienzos, esto era un blog en el que el escritor subía sus obras de teatro, cuentos y novelas.

Al retirarse definitivamente de la industria de los libros, Casciari creó un formato de publicación nuevo: su blog se auto-sustentaría. Los lectores no tuvieron que pagar más ni por el contenido, ni por suscripciones como lo hacían y siguen haciendo en otros medios online, y tampoco habría publicidad (ya que él creía que esta entorpecería el proceso). Más allá de estas cuestiones financieras, sería un blog de calidad tanto para los lectores como para quienes quieran aportar contenido.

Con el tiempo Orsai evolucionó. Hoy cuenta no solo con el blog (que tiene muchísimas funciones más que lo que se entiende por “blog”, como un campeonato de Pri que premia a aquellos lectores que comenten primero las noticias), sino que también tiene una revista impresa, un bar en San Telmo, un revista para niños, etc. Su desafío está en mantenerse a flote en una industria tan cambiante.

Texto completo:  ORSAI

 

http://www.youtube.com/watch?v=_VEYn3bXz34 

 

Bibliografía consultada y links de interés:

http://www.montevideo.com.uy/nottiempolibre_206851_1.html

http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-29922006000100010&lng=es&nrm=isoFull

http://www.rollingstone.com.ar/1491704

http://www.lanacion.com.ar/735046-entrevista-a-hernan-casciari

http://labrokenface.com/entrevista-hernan-casciari-orsai/

http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Hernan_Casciari-_-Orsai_es_una_apuesta_a_la_produccion_y_la_cultural_nacional_0_576542570.htm

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/01/10/actualidad/1326150004_850215.html

http://www.jotdown.es/2013/04/hernan-casciari-el-mercado-editorial-no-necesita-ayuda-para-que-su-decadencia-sea-completa

 

José Crettaz: “Creo que deberían sancionarse leyes para fomentar la pauta en algunos medios, como los barriales”

González Ávila, Ines

Ipoutcha, Gerónimo

Maschwitz, Horacio.

La industria de los medios gráficos está dentro de un proceso de cambio. Sus lectores están disminuyendo, sufren presiones sin precedentes del estado y tienen un presupuesto bajísimo. Además, la supervivencia económica depende, en gran medida, de la pauta oficial. Tal es el caso que muchos medios chicos del interior sólo obtienen sus ingresos de esta fuente. Ante estos desafíos, los diarios y revistas se están adaptando de diversas formas. Sin embargo, la nueva ley de medios, está cambiando las reglas de juego, haciéndolos aún más dependientes del Estado. José Crettaz, redactor de La Nación, especializado en la ley de medios, nos cuenta sus opiniones.

José afirma que la nueva ley de medios tiene algunas buenas intenciones como que recoge reclamos legítimos por parte de emisores como ongs, televisión comunitarias, cooperativas de servicios públicos, frecuencias de tv a las provincias y a las universidades y reivindica a los pueblos originarios. Pero agrega que, en suma, la ley es “un desastre”. Por una parte porque ralenta el desarrollo digital y por otra porque perjudica la libertad de prensa. Con respecto a esto último, José Crettaz asegura que “hay una intención de debilitar a los medios por medio de altas regulaciones y achicando su tamaño”. En este sentido, los medios, debilitados, van a tener menos chances de sustentarse sin la ayuda del estado.

José, además, señala que a la hora de contratar espacios publicitarios no hay ninguna ley que los regule. Lo que sí hay recientemente son fallos judiciales con la premisa de que fueron discriminados con el reparto de fondos. Éste es el caso de Diario Perfil, de Grupo Clarín, del Diario de Rio Negro, de Artear y otros casos en el interior como el de Tierra del Fuego. El periodista de La Nación piensa que deberían sancionarse leyes para fomentar la pauta en algunos medios como los diarios barriales. Pero que antes debe darse una discusión con el tema de la pauta. Cuando la justicia le pide al estado que justifique qué criterios aplica para pautar en los diarios nunca lo han podido encontrar. O sea que todos los fallos le han salidos en contra a los medios.

El redactor de La Nación afirma que la Justicia argentina no es garante de la protección de los medios ya que, si bien falló a favor del diario Perfil, éste sigue sin recibir pauta oficial en igual cantidad que su principal competidor, Atlántida Televisa. Crettaz asegura que hay una tendencia del kirchnerismo a favorecer a empresas extranjeras que no tienen secciones orientadas a las noticias, como  Fox. Otra novedad es la maquinaria constructora de relato que está creando el kirchnerismo. Como en el primer peronismo, es la misma estructura que en el presente. Esta denota una clara estrategia para controlar los medios gráficos y audiovisuales, otra para construir una cultura afín (star system oficialista) y además restricciones al acceso de información y condicionamiento desde la pauta oficial. O sea, el “alineate o desaparecé”.  Concluye que esto pasó hace años en Santa Cruz y que hoy ya no tiene medios independientes.

Crettaz concluye mostrando cómo el mapa de diarios del interior cambió “radicalmente” su línea editorial a favor del oficialismo. Agrega que esto se suma a la preocupante transformación que tienen los medios gráficos de todo el mundo. Es decir, que la gente emplea menos tiempo a los diarios y más a las redes sociales.

http://www.youtube.com/watch?v=tiNfAbXxoBU&feature=youtu.be

“El desafío está en devolverle la competencia estratégica al diario, su valor agregado”, dicen los canillitas

Por Florencia Bernardi, Azul Rizzi y Adriana Romo

La industria de los diarios adquiere diversos matices a medida que se la analiza en profundidad. Desde sus inicios, su trabajo productivo se caracterizó por procesos interrelacionados, ávidos de servir al bien social y a la libre oferta de información a la comunidad. Una industria que desde sus tempranos años se mostró potencial en la  búsqueda de unidad, cooperación y crecimiento en conjunto. Una industria que persigue muchos objetivos loables, pero que padece un obstáculo posmodernista: el individualismo.

Los principales actores de este escenario son las editoriales, las distribuidoras y los vendedores. Entre estos tres roles se establecen relaciones y tensiones diarias que complejizan a diario el proceso de producción de información. El secretario general del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas se posiciona como uno de los grandes referentes para hablarnos del último eslabón de la cadena. Un verdadero representante de los conflictos, disturbios, victorias y reclamos que día a día enfrentan uno de los actores  más emblemáticos de la Argentina: los canillitas.

Esta entrevista tiene como objetivo distinguir las principales características del final del proceso de producción de un diario. Algunas preguntas parecerán más bien técnicas pero ayudan a comprender un entorno que nos toca de cerca, pero que miramos de lejos. En profundidad nos interesa conocer los orígenes de los conflictos y reclamos propios de este sindicato, las características que lo hacen singular y cómo sus actividades reflejan, viven y son consecuencia de los principales cambios de la industria de diarios.

Entrevista completa a Martín Bargas

La industria de los diarios adquiere diversos matices a medida que se la analiza en profundidad. Desde sus inicios, su trabajo productivo se caracterizó por procesos interrelacionados, ávidos de servir al bien social y a la libre oferta de información a la comunidad. Una industria que desde sus tempranos años se mostró potencial en la  búsqueda de unidad, cooperación y crecimiento en conjunto. Una industria que persigue muchos objetivos loables, pero que padece un obstáculo posmodernista: el individualismo.

Los principales actores de este escenario son las editoriales, las distribuidoras y los vendedores. Entre estos tres roles se establecen relaciones y tensiones diarias que complejizan a diario el proceso de producción de información. El secretario de prensa del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas se posiciona como uno de los grandes referentes para hablarnos del último eslabón de la cadena. Un verdadero representante de los conflictos, disturbios, victorias y reclamos que día a día enfrentan uno de los actores  más emblemáticos de la Argentina: los canillitas.

Martín Bargas, habla del sindicato como si fuera él mismo. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Un hombre que vivió su juventud en un puesto de diarios y que a su vez se formó en el núcleo de las editoriales. Su mirada global permite un acercamiento real al clima de este singular sindicato, a la vez que su trayectoria inspira objetividad y confianza.

Actualmente es el miembro de la comisión directiva del sindicato que representa a  5600 trabajadores de la Capital Federal y Gran Buenos Aires, y en una charla privada en una de las luminosas salas de Sivendia, nos habla de los conflictos que enfrenta a diario el sindicato. Fácil de predecir, el conflicto histórico que aún mantiene la organización sindical es la recuperación 40% del porcentaje de tapa del vendedor. Este reclamo tiene sus raíces en el año 2001, en el que el porcentaje otorgado a los vendedores disminuyó en un 8% (el cual representa un 20% de sus ganancias), bajo el argumento de la crisis y de la temporalidad de la medida. La medida momentánea se convirtió en eterna y la lucha por su recuperación ya se inscribe en la historia. “Esa es la madre de todas las batallas”, resume Bargas, añadiendo que solo se recuperó el porcentaje en las editoriales menores.

El segundo actor con quién es necesaria la negociación continua hace referencia al marco laboral. Las cuestiones de permisos de trabajos, sufre las consecuencias de la actual crisis de la industria gráfica y los permisos se convierten en un valor fundamental a ser preservados. Un ejemplo clarifica este punto: si una parada es cerrada por cualquier motivo, corre el riesgo de perder el permiso y la labor para recuperarla es densa y complicada. Bargas resume entonces que existen tres frentes: las editoriales por un lado, los municipios por otro y el ministerio de trabajo por otro. Estos comprenden el 80% de la actividad diaria que enfrenta el sindicato.

Sin embargo, existe aún un último obstáculo que enfrentar: las distribuidoras, aquel intermediario entre las editoriales y los vendedores. En entrevistado nombra tres factores que afectan la relación entre estos dos actores. El primero es el problema histórico de los horarios de llegada. Anticipándose a nuestra pregunta, afirma que la influencia de Internet genera la necesidad de transmitir necesariamente contenido actualizado. Este requerimiento tiene como consecuencia el cierre tardío de los diarios y, por ende, su llegada tarde. Los diarios que deben ser entregados a las 3 de la mañana a los canillitas, empiezan a ser producidos recién a las 12 de la noche. La vorágine de la realidad retarda su llegada.

Los efectos de Internet pocas veces son dominados y las consecuencias de los soportes online son tema típico entre los involucrados en los medios. Pero, ¿de qué manera concreta afectan las nuevas tecnologías a los vendedores? El licenciado Bargas nos habla de la adaptación  que debió realizar la prensa gráfica. Un primer factor que acompaña este desarrollo es la segmentación. Las editoriales comenzaron a vivir los fracasos de grandes tiradas de revisas sin vender. Y no se habla de un fracaso de contenidos, sino de un fracaso en la forma de los contenidos. Tiradas casi enteras de revistas interesantes y de capacidad de venta eran devueltas a las editoriales por fallas en el modo de exhibición. Ya no se habla de un sistema unidireccional, sino que el ida y vuelta se instaló en la industria: a los editores les interesa preguntar. El conocimiento de la venta día a día se constituye como una forma de poder. Pero no es infalible. A pesar de las técnicas de negocios, no se puede evitar el impacto de la segmentación. Necesariamente, las ventas descienden. Este hecho está influenciado además por el segundo factor que destaca el secretario: la preponderancia de la velocidad sobre el análisis.

Se concluye entonces, que tanto la segmentación como las nuevas tecnologías afectaron el escenario de los vendedores. Esto no implica necesariamente una desaparición, sino que el sistema debe acomodarse y convivir en una sociedad con nuevos valores. Bargas afirma convencido que el desafío de esta industria es volver análisis e investigación frente a esas nuevas tecnologías. El desafío está en devolverle la competencia estratégica al diario, su valor agregado.

Esta adaptación de la industria es absolutamente necesaria. Los vendedores de diario viven de la venta directa de ejemplares. Por ende, el sindicato debe enfrentar el desafío de luchar contra una industria que padece segmentación, que posee medios alternativos gratis y accesibles (como lo es Internet  y que encima los ingresos de las editoriales se concentran en publicidad (80%) y ha quedado relegado el valor del precio unitario. La adaptación se ejemplifica concretamente en el proyecto del sindicato: incluir en la cadena el 6% de ganancias de la publicidad oficial, que corresponde a los canillitas. Esto supliría el hecho de que son ellos casi los únicos que quedan atados al precio de venta que se fue degradando a lo largo del tiempo. Y si hay menos ingresos, hay menos venta.

La conversación continúa con el énfasis que remarca Bargas sobre la relación de interdependencia que caracteriza al sindicato y a sus formas de reclamar. A diferencia de la dependencia directa, los trabajadores ganan en función de su trabajo; su sueldo se constituye a partir de los porcentajes de venta; e interaccionan con las editoriales, no trabajan para ellas. Esto implica que los reclamos y exigencias se mantienen al margen del ambiente público, a diferencia de un sindicato más activo y rebelde como el de los camioneros. Las medidas de acción directa se posicionan como la última alterativa para el pedido de derechos. En este punto Bargas agrega que sería además muy difícil organizar a los canillitas, ya que no solo están distanciados dentro de las mismas localidades, sino que en muchas ocasiones compiten entre ellos. No se enorgullece entonces de las medidas directas de los canillitas, sino que él prefiere un planteo institucional seguido de intentos de dialogo. El sindicato no se maneja por este tipo de medidas, sino que son el último recurso. Es disparatado afirmar que las organizaciones sindicales se alegran de hacer paros. Si el canillita no trabaja, no gana.

Es importante resaltar este punto, ya que esclarece la gran paradoja de la distribución: tomar medidas de acción para convertirse en las víctimas de sus propios actos. La entrevista nos permite concluir que esta es la última alternativa a las exigencias de los vendedores. Es la última solución y la más sufrida por todos. Es una dicotomía, en la que detrás se esconden los deseos de sentarse en una mesa a negociar.

Pero no todo es de color gris para el sindicato. A pesar de las dificultades, la negociación se sigue presentando como el mejor camino para la resolución de conflictos. Bargas menciona los conflictos pasados con el gobierno de la ciudad y destaca las mejoras que se pueden obtener a partir del entendimiento. Hoy están trabajando en la calle Florida en relación a la reforma de los veintitrés puestos de diarios de receptoría. Sus objetivos están directamente vinculados a la mejora en la calidad de trabajo de los vendedores que trabajan entre diez y doce horas en ese lugar. Se habla entonces de una mejor iluminación, mejor seguridad, mayor protección para la venta. ¿Y quién paga por todos estos escaparates? El gobierno de la ciudad. Algunas políticas reivindican los estragos del 2001.

 Florida no lo es todo. Uno de los mayores orgullos es el 7 de noviembre: el día nacional del canillita. A partir de esa lucha, los días se fueron sumando y de 365 días laborales pasaron a 360. Fue difícil para las editoriales comprender la necesidad de este feriado: “en nuestra  actividad pedimos un día nada más y eso es casi humanitario”. Asegura que este pedido desencadenó la empatía de los lectores, quienes establecen con los canillitas una relación como la de “vecino” de muchos años. La sociedad se solidariza con el más débil.  Como consecuencia, las editoriales, movilizadas por el repudio de los lectores, concluyeron en aceptar el feriado canillita.

Ya acercándonos al final, no perdemos la oportunidad de conversar sobre uno de los temas que más relevantes nos parece en este juego de roles y tensión de la industria del diario: la pérdida del derecho a la libre información. Esto viene vinculado directamente al poco interés que se le brinda al día que “el diario no llegó”. Abrumados por las nuevas tecnologías, existen numerosas alternativas si hay conflictos en la salida de los diarios. ¿Hay que otorgarle especial atención a este tema?

Bargas responde utilizando como base los beneficios de la sociedad actual. Niega que se pierda el derecho a la libre información, ya que las alternativas de las multiplataformas habilitan el acceso. Agrega que este argumento es utilizado a menudo por las editoriales en contra de las acciones directas de los canillitas como una forma de evitar el tema que a ellos les concierne: el ingreso de los vendedores.

Difícil es establecer una conclusión en un ambiente en el que ponderan los intereses económicos. El futuro de los diarios debe reinventarse a los cambios que la sociedad está viviendo, pero siempre buscando la cooperación, la unidad, el servicio a la sociedad. El futuro de los diarios existe. Y las mejoras a la calidad laboral de los canillitas también. Solo hay que seguir buscándolas.

Sandra Crucianelli: “En el periodismo, nadie sabe a dónde vamos”

Entrevistadores: Álvaro La Fata, Luis Minvielle y Teófilo Silveyra

La distinción entre periodismo y periodismo digital ya es trunca: hoy, periodismo digital no es un ente diferenciado — es periodismo puro, tan válido como el tradicional, y tal vez el sector de la actividad que mejor se ha adaptado al advenimiento de la era digital. Y dentro de este campo periodístico, el data journalism es tal vez la luz que alumbra el futuro; increíbles desarrollos en el área se han dado a pasos agigantados, y cada vez más y más periodistas practican la actividad. El periodismo de datos es, para algunos, el campo que viene a salvar al periodismo.

Sandra Crucianelli es una especialista de avanzada en el campo, Es periodista, investigadora, profesora y Knight International Journalism Fellow del International Center for Journalism. Forma parte del equipo de La Nación Data y es fundadora del sitio de noticias hiperlocales sololocal.com, enfocado en su lugar de residencia, Bahía Blanca.

Categórica, la periodista afirma que el periodismo de datos no viene a salvar a la actividad periodística. Esta etiqueta de campo salvador ya se le aplicó al periodismo de investigación en los años 70, o al periodismo de precisión (el estadío previo al periodismo de datos) hace 30 años. Crucianelli cree que el periodismo va a subsistir pase lo que pase, pero no por sus innovaciones en el campo del periodismo de datos, que por cierto le hacen muy bien, sino porque la actividad periodística cumple una función clave en la salvaguardia de la democracia y en el deseo de la gente de mantenerse informada.

Crucianelli sí ve un gran aporte del periodismo de datos en este campo: ante el caudal creciente de información disponible en la era digital, el data journalism provee un servicio de indudable calidad al ordenar y volver accesibles todos estos datos al lector. El lector puede incluso seguir el camino del periodista y corregir o rebatir dichos datos. Para Crucianelli, el periodismo de datos no será salvador, pero sí es un apéndice clave para la sociedad.

Con respecto al futuro del periodismo, a la investigadora le resulta imposible visualizar su evolución en los próximos veinte años. Hacia donde va el periodismo es una incógnita profundizada por las erradas predicciones que se hacían hace 30 años. Ciertamente, nadie podría haber imaginado la explosión del mundo digital, y la adaptación del periodismo a este mundo. El data journalism puede no ser salvador, pero ciertamente provee una luz para guiar el nuevo camino del periodista.

Descargar entrevista en PDF

“Los productos de la industria de los diarios tienen que tener valor agregado”

Valentin- Serra- Estruga

Carla Baez es una periodista del diario Clarín con 20 años de trayectoria en la industria de los medios. Trabajó en el diario La Prensa, en Radio del Plata, en Olé y actualmente en Clarín zonales, en la sección Historias y Personajes. Publica, además, en la revista Viva y en Clarín nacional. Explica que su trabajo consiste en contar “buenas noticias”, algo bastante inusual en el campo periodístico. Sus notas y entrevistas están exentas de la presión que causa la inmediatez característica de otro tipo de noticias de actualidad con las que trabaja el diario. Explica que ahora hace un cierre semanal, a diferencia de cuando trabajaba en Olé donde tenía la presión del cierre diario, ahora tiene más tiempo para producir la nota y las fotografías antes de la publicación.

Báez reflexiona que , con Internet, la radio, la televisión y todos estos medios tan “instantáneos”, los productos que crea la industria de los diarios tienen que tener un “valor agregado”. Esto dificulta su trabajo, ya que es lo más difícil de conseguir, pero, a la vez, Báez cree que es lo más “lindo e interesante”. Cuenta que, a su vez, Internet simplificó su tarea, ya que ahora es mucho más fácil acceder a la información y ponerse en contacto al momento de producir sus contenidos. Antes había que recurrir al archivo para empezar a escribir. Además, destaca la importancia del feedback que recibe de los lectores.

Al hablar de la Ley de Medios, Báez opina que en muchas cuestiones políticas, no solo en la Argentina, hay una parte ideal y una parte cierta. En el idealismo la Ley de Medios le parece interesante, pero no le parece que se vaya a practicar lo ideal. Afirma que ninguna ley, de ningún gobierno se pueda basar en una sola empresa de un lugar. Si fuera abarcativa a todo el mundo, si fuese a aplicarse a todas por igual no le parece mal. Tampoco está de acuerdo con que la política de un diario sea ir contra el gobierno, porque si no de ambos lados todo se vuelve un ataque personal. Habla también de la dicotomía que se ve en el país, de la tendencia a irse a los extremos, como los casos de “678” y Lanata. En cuanto al inmensurable crecimiento que está teniendo el online, Báez asegura que todos los medios gráficos se están redimensionando en ese sentido para adaptarse a las circunstancias de la vida actual. Dice que, de alguna manera, los diarios están compitiendo consigo mismos. Los que publican en el impreso siempre tienen la desventaja de salir un día después y es por eso que tienen que ofrecer algo diferente. Muchas veces, al tener la necesidad de publicar información constantemente y al instante, en el online se publican cosas que no están tan corroboradas o elaboradas. Cuenta que en Clarín, el online y el papel están constantemente en contacto. La indiferencia esencial entre ambos es que el online cuenta con la inmediatez, mientras que el impreso tiene que ofrecer algo más para competir con esa inmediatez y que a la gente le siga interesando el contenido.

Báez comentó acerca de las diferentes formas de producción dependiendo de los contenidos periodísticos. En su rubro, las narrativas personales le permiten añadir un clima, o color como también se le dice. La descripción de gestos y tonos en las entrevistas le permite transportar al lector al momento de la producción de la nota, a diferencia de los accidentes que tratan de alcanzar una información objetiva. Báez recalcó la importancia del editor tanto en los espacios y organización como en el grado de personalización de la nota. Recordó como en los primeros años de la profesión los editores (algunos rígidos, y otros más libres en términos de desarrollar la noticia), van ayudando y creando al periodista en su estilo hasta que su experiencia ganada les permite producir una nota cada vez más completa y adecuada. En la cadena de valor, tanto la situación en la búsqueda del contenido como la función de la edición determinan los productos informativos.

VIDEO trailer

http://youtu.be/JYfX44ztoBI

ENTREVISTA COMPLETA

https://www.mediafire.com/view/3gy6bj83754o7q2/Entrevista_Carla_Baez_parte_1.docx

PARTE 1 http://youtu.be/vAawGJJXSfQ

PARTE 2 http://youtu.be/yoJxa-G_vO4