Adrián Quiroga: La producción de formatos y una ventaja alternativa

Por Sofía De Cucco Alconada

Verne Casa Productora es una productora de contenidos audiovisuales que además de generar sus propios proyectos presta servicios de producción a otras empresas. Su dueño es Adrián Quiroga, que ha tenido una gran trayectoria como productor ejecutivo en Promofilm, empresa líder en latinoamérica que hoy forma parte del grupo español Mediapro.

Para Quiroga, entre estas dos maneras de emprender -producir contenidos propios y prestar servicios- hay una diferencia importante, especialmente porque los estilos de hacer las cosas varían. “Cuando trabajo sobre proyectos propios tengo un estilo y una forma, y trabajando para otras empresas muchas veces me tengo que adaptar a las metodologías que ellos vienen utilizando”, sostiene. Para la productora, su forma de organizar un proyecto es en base a una pregunta muy simple: “¿qué programa nos gustaría hacer de los que no hay en la televisión?”.

Fotógrafas es un programa producido por Verne que acaba de terminarse y que sigue al aire en el Canal A. Nació con la idea de generar contenido artístico-cultural en una televisión “que no tiene esa demanda ni esa opción en pantalla o está reducida a señales muy periféricas- en todo sentido, desde grilla hasta comercialmente, ya que no tienen pauta y tienen muy bajo costo”. Sin embargo, son pocas las oportunidades en las que se puede generar un contenido artístico- cultural y propio. Muchas veces los contratan para formatos preexistentes en los que tienen que adaptarse. Otras veces, los “tercerizan” para proyectos en donde, a nivel desarrollo, pueden aportar poco, ya que es algo que está acotado.

Con respecto a una productora como Promofilm, que inició el desarrollo de formatos para el exterior, es interesante la forma en la que se organizan según el país al cual exportan. Cada productor regional se encarga de transmitir las necesidades del mercado local. “Hay un olfato con ciertos formatos que pueden llegar a funcionar”, explica Quiroga. Por supuesto, cada país es distinto porque cada cultura es distinta, y así como algunos programas funcionan en algunos lugares, en otros no. Agrandadytos, programa que fue un éxito en la Argentina por la audacia y viveza que demostraban los chicos al responder las preguntas que les hacían, no lo fue tanto en un país como México, por ejemplo.  Otros productos reconocidos internacionalmente de Promofilm fueron  Expedición Robinson o El conquistador del fin del mundo, formatos que innovan con la producción de realities.

La exportación de formatos televisivos en la Argentina es cíclica. El contenido de TV de aire es bastante homogéneo y se puede ver una tendencia entre los países latinoamericanos con ciertos formatos. El problema es que cuesta ver algo que sea nuevo, que guste y que al mismo tiempo sea masivo. Se puede ver canales como Nat Geo, por ejemplo, que funcionan pero que no llegan a ser masivos.

De todas maneras, nada de esto quita que las oportunidades de trabajo hoy  sean amplias. Hay muchas señales que compran contenidos a productoras. Generan trabajo, y así, el mercado se abre. Al mismo tiempo, hay productoras más consagradas, que siempre tienen programas al aire. “También está el viejo camino de empezar desde asistente de producción, ganando experiencia y aprendiendo”, sostiene Quiroga, que trabajó como ayudante del asistente de producción de Tato Bores. Además, hay productoras que trabajan en otras plataformas. Y eso es  un fenómeno que se está dando en todas partes. Se puede trabajar desde web, y hay otras alternativas a la televisión. Verne trabaja con mucho contenido web: produce para el canal de la Fundación YPF en internet, entre otros. “Lo trabajamos como una pieza audiovisual con realización igual a la TV, lo único que cambia es el encuadre, que es un tema técnico”, describe el productor.

La existencia de formatos multiplataforma abre un gran abanico de posibilidades para producción y para difusión. “Cada vez creo más en las nuevas tecnologías y en las alternativas a lo que es la televisión tradicional”, sostiene.

Al final, Adrián Quiroga hizo un comentario que resume lo que es la televisión: “No se le puede pedir más de lo que es. O sí, pero en cierta medida”. Con esto, se refiere a que no hay que olvidar que el objetivo principal de este medio es entretener. Por lo tanto, quienes producen en televisión deben tener en cuenta esto y tratar de encontrar el equilibrio entre lo artístico- cultural y el entretenimiento. En definitiva, los proyectos para los que trabajó Quiroga son una combinación casi perfecta de todo eso.

Anuncios