Oblogo, una revista fusión

Por María Cecilia Galeazzi Miguez

Muchas voces disparan opiniones y teorías acerca de las inevitables convergencias, y junto a ellas muchas preguntas se despiertan. El destino de la industria de la revista es una de las tantas incógnitas que se presenta a causa de las nuevas tecnologías. Suele dar miedo a los tradicionales apocalípticos mientras que trae comodidad y satisfacción a los nativos virtuales. En esta nota trataremos de dejar a un lado las conjeturas acerca del porvenir y a centrarnos en cómo lograr la mejor fusión entre el clásico modelo de revista y los cambios tecnológicos inevitables, que tal vez, no sean tan negativos como algunos creen.

Tapa de la edición número X

Tapa de la edición número X

Gerry Garbulsky, un visionario al respecto, cree que los nuevos medios están lejos de ser una amenaza y que, sin embargo, puede presentar variables nuevas con incontables riquezas. El blog es uno de los tantos elementos del mundo de Internet al cual Gerry Garbulsky describe como un ingrediente espectacular que da la oportunidad de escribir y expresarse sin necesidad de pasar previamente por un medio de comunicación masivo. Desde esta visión nace el proyecto del cual hoy es co-fundador y director, la revista Oblogo.

Según Lucy Küng la industria de la revista solía considerar a Internet como un medio de baja calidad, en el cual iban a parar aquellas publicaciones que no valiesen suficiente la pena como para ser editadas en papel. En el siglo XXI la tecnología nos invade y hay un cambio de paradigma. El acceso a Internet y su inmediatez lo transforman en un medio de comunicación tan valioso y utilizado por el público como los medios tradicionales. Oblogo es un fenómeno que puede dar prueba de ello, porque a través de la asociación de estos dos soportes crea un nuevo modelo.

Se trata de una revista innovadora, que tiene la particularidad de manejar esencialmente contenido online. Es decir, la mayoría de las notas son extraídas de blogs activos en la red que pasan por una selección para conformar el cuerpo de la revista. Oblogo hace un papel de filtro, como un sello de calidad que investiga diversidad de blogs y logra descubrir las perlitas que se encuentran sumergidas en el océano internético. Por cada cien artículos leídos uno es seleccionado. De esta manera se las acerca al público, tanto en formato papel como online mediante subscripción al mail o descarga en PDF en su página (http://www.oblogo.com).

Reduciéndonos solo a esta descripción, Oblogo parece una revista común y corriente con una cierta gota de originalidad, pero sin embargo le queda muy chica esta definición. Yendo un poquito más profundo descubrimos lo que este nuevo modelo propone. En esta revista quincenalel autor es el mismo lector. Es decir, la frontera entre el autor que tiene acceso a publicar sus obras en medios públicos y el lector que disfruta de ellas, desaparece. Hay un salto y estos dos actores se aproximan. Aquel que consume el texto puede ser el mismo que lo produce. A este nuevo concepto propio del siglo XXI  se lo llama “prosumidor” (productor – consumidor). Los roles de poder planteados por Joseph Turrow se modifican automáticamente haciendo que cada publicación logre un acercamiento y una identidad con los lectores distinta porque, no solo pueden seguir al autor de las notas en sus propios blogs, sino que los mismos lectores pueden proponer blogs interesantes o llegado el caso, puede proponerse ellos mismos como los próximos autores. Para publicar en Oblogo no hay más requisito que tener una buena nota entre manos.

lapagina (1)

La revista además de adquirirse gratuitamente está disponible en formato pdf para descargar online

Como si esto fuera poco, la etapa de distribución está lejos de parecerse al tradicional puesto de revistas de nuestro barrio. Son los mismos lectores, mejor dicho, los lectores fanáticos o oblogadictos, los encargados de la distribución. A esta figura se la llama embajadores, responsables de recibir en sus hogares las ediciones y repartirlas a cuantas personas puedan de su zona. Aunque parezca increíble el incentivo que hace cumplir a estos últimos eslabones con su rol en la cadena es única y meramente la satisfacción que les provoca formar parte de la revista. He aquí un lazo de confianza inmenso departe del productor que confía el 45% de la distribución papel a los embajadores. De esta manera se va formando la comunidad Oblogo, gente que disfruta de leer la revista, de escribir la revista y encima de repartir la revista simplemente para compartirla.

Ahora bien, después de analizar las novedades que propone Oblogo como fusión entre el soporte papel y el soporte online hay una pregunta que todavía no abarcamos. ¿Cuál es el objetivo de  Oblogo? Una revista gratuita, financiada por sponsors, de contenido liviano, que no busca hacer propaganda y menos busca un rédito económico. La respuesta nos la da el mismo director de este proyecto. El propósito no es “desconectar” y hacer que la gente se aleje de la realidad, sino todo lo contrario, es hacerlos reencontrarse con las cosas valiosas de la vida que nos rodean y que de verdad valen la pena. ¿Muy sensible? Si, puede ser, pero según el cofundador de la revista el éxito se mide sencillamente cuando se logra influir en una persona para que la pase mejor, y una sonrisa luego de un día arduo de trabajo ya es suficiente como pago. En definitiva, la meta, ambiciosa pero posible, es ser una publicación de alto impacto sobre el clima cultural argentino.

Entonces, ¿La tecnología va a acabar con el modelo clásico de industria? Es inevitable que lo modifique pero no por eso que lo lleve a su fin. Entonces en vez de negarnos y rehusarnos a aceptar los cambios del mundo actual “blogalizado”, démosle una vuelta más de tuerca, adaptémonos y veamos en estos cambios oportunidades. La combinación del mundo online y offline puede acortar distancias, generar ideas, motivar iniciativas y como dice Gerry Garbulsky sacar sonrisas.

Fuentes:

http://oblogo.com/menciones/

http://oblogo.com/la-nacion-revista-lnr-innovar-esa-es-la-cuestion/

http://oblogo.com/entrevista-con-victor-hugo/

http://oblogo.com/blue-fm-1007-lado-b/

http://oblogo.com/metro-951-basta-de-todo-22-11-2011/

http://oblogo.com/s-clarin/

http://oblogo.com/navegando-entre-dos-mares/

Anuncios