Cineastas, ¡a crear!

Por Alina Fossati

En Argentina hay una importante actividad cinematográfica, se produce aproximadamente un centenar de películas de largometraje por año; el talento de los directores y actores argentinos es reconocido en festivales internacionales; existe un buen equipamiento audiovisual en cantidad y calidad y contamos con una gran suma de estudiantes de cine y carreras afines esforzándose por convertirse en profesionales. Empero, se cree que la industria nacional va cuesta abajo y se la acusa de ser, más que una inversión, una pérdida.

Festejo en Casa Rosada por el Oscara para el Secreto de sus Ojos.

Festejo en Casa Rosada por el Oscar a Mejor Película Extranjera para el Secreto de sus Ojos. Campanella, Franchella, la presidenta, Villamil y Darín

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) cumple la función de fomentar, promover y proteger la industria cinematográfica nacional. La Ley de cine del INCAA es la medida proteccionista que mantiene vivo el cine argentino e incentiva su evolución. En el año 2011 se reorientaron 20 millones de dólares del Fondo de Fomento al cine nacional, que es lo que se gasta en una película de mediano calibre en Hollywood. En nuestro país, con ese dinero, se debe ayudar a que se sigan estrenando más películas de autores reconocidos, como Juan José Campanella, y a que jóvenes desconocidos, pero posiblemente talentosos, sigan haciendo o empiecen a hacer cine. Este órgano brinda la posibilidad de destapar una pluralidad de miradas. Películas diferentes, variadas en temas y estéticas, amplían nuestra mente.

Los estudios prueban que en los últimos años la taquilla de las películas argentinas descendió, por lo que se cuestiona si vale la pena destinar semejante suma de dinero a sostener un sistema gigante que está cayendo. Como resultado, la financiación de esta actividad se ha reducido principalmente a los subsidios del INCAA. Si bien la Argentina produce muchas películas, poca es la gente que las ve. El cine nacional es consumido muy poco por el publico argentino y tampoco llama la atención de la televisión argentina que se interesa exclusivamente por emitir películas que signifiquen un beneficio económico.

Si bien a primera vista se puede argumentar que el sistema no es sustentable a lo largo del tiempo, hay que prestar atención a los amplios beneficios que conlleva. La producción de obras audiovisuales maneja una importante suma de dinero por lo que crea muchas fuentes de trabajo calificado y causa un impacto positivo en la balanza comercial. Podemos deducir entonces que acciones tendientes a incrementar la oferta de la producción cinematográfica nacional impactarán de manera positiva en estas variables.

La industria del cine no solo provee un auxilio económico sino que también capitaliza simbólicamente. Uno de los requisitos para que una película pueda estar subsidiada por el INCAA es que sea filmada en el país y con actores nacionales. De este modo, se fomenta el nacionalismo y se presenta un gran desarrollo a la cultura, pues las producciones actúan como reflejo de nuestra sociedad y transmiten nuestros valores. El cine nacional trabaja conjugando elementos creativos y artísticos con otros de tipo industrial y económico para la creación de obras perdurables.

Por más que el cine nacional produzca un gran aporte desde varios ángulos, la realidad es que el dinero recuperado tras la venta de entradas no amortigua la inversión primera del INCAA. Incrementar la demanda de cine nacional constituye un desafío que depende de un conjunto de  factores que influyen fuertemente en la elección  de los espectadores. Entre ellos podemos mencionar la real posibilidad de acceder a la película, inversión en marketing, cantidad de copias, elección de los circuitos de exhibición, época del año en la que decide estrenarse, etc. Debemos considerar que la gran mayoría de los estrenos se lleva a cabo en condiciones precarias. La carencia de promoción y de publicidad lo priva al hombre de un fácil acceso hacia el producto. Probablemente para el cine argentino este no sea el factor determinante pero con una correcta estrategia de marketing la producción cinematográfica va a estar más al alcance de todos para que cada uno pueda decidir que es lo que quiere ver y lo que no antes de desecharlo sin siquiera ser consciente de ello.

Como corolario, haciendo un balance profundo de las consecuencias positivas y negativas del fomento al cine argentino podemos afirmar que las positivas superan elocuentemente a las negativas, evidenciando que la industria nacional del cine está en verdad en ascenso. A no dejarse llevar por las críticas superficiales y nocivas pues la solución es muy clara: cineastas, ¡a crear!

Para leer más:

suayabilbao.com “Derechos y aspectos normativos de la industria del cine” Por Juan Félix Memesldorff

http://www.suayabilbao.com/novedades.php?idn=4

escribiendocine.com “Cine Argentino 2011: 11 razones para festejar” Por Juan Pablo Russo

http://www.escribiendocine.com/articulos/cine-argentino-2011-11-razones-para-festejar

marianoliveros.wordpress.com “Cine Argentino 2011: Balance Final” Por Mariano Oliveros

http://marianoliveros.wordpress.com/2011/12/28/cine-argentino-2011-balance-final/

página12.com.ar “Ese viejo tema de la financiación” Por Facundo García

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/5-17589-2010-04-13.html

Anuncios

Las nuevas audiencias, todo un desafío para la prensa gráfica

Por Sofía Todoroff

Suele llamar la atención la facilidad con la que los nativos digitales manejan dispositivos tecnológicos y en especial aquellos con pantallas táctiles. Pareciera que los manipulan de manera intuitiva, como si ya los conocieran o hubieran tomado clases previamente a utilizarlos por primera vez. Es aún más notoria esta diferencia de generaciones si se toma como referencia para compararlos a los migrantes digitales, a quienes les cuesta grandes sacrificios poder entender el funcionamiento de los aparatos y la manera de manejarlos. Se concibe que nacieron en momentos muy distintos, sumado a la velocidad con la que evolucionan las TICS, termina derivando en que los mayores se sienten superados por ellas. Se ve muy claro en el video en el que se compara el manejo de un iPad por parte de Isaac Martín y del Papa, Benedicto XVI.

Este gran cambio que se está dando en la actualidad, evidentemente afecta a la prensa gráfica. Ya que si bien quienes hoy en día leen diarios y revistas de papel, corresponden en su mayoría a migrantes digitales, los nativos están comenzando a tomar cartas en el asunto y serán los futuros lectores. Estos últimos requieren de otras posibilidades de lectura, porque tienen otros gustos, prefieren las nuevas tecnologías antes que el papel, se criaron y están haciéndolo de la mano de las TICS. En video “Baby Thinks Magazine is IPAD!”  se puede ver como una nena intenta usar una revista de papel como si fuera un iPad. Incluso, está tan acostumbrada a ejecutar las distintas posibilidades que la tableta le ofrece que, al intentar hacer lo mismo con el papel y sin obtener resultado alguno llega a pensar que su dedo no funciona y se siente molesta.

A partir de este revolucionado escenario, surge la idea de que el porvenir de los medios gráficos está en su capacidad de converger con los nuevos formatos y atender a las necesidades de la nueva audiencia. Al respecto se refirió Juan Giner, periodista español experto mundial en innovación de diarios impresos y medios digitales y doctor en derecho quien fue, además, vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Navarra. Enunció: “El éxito de cualquier medio de comunicación pasa hoy por saber satisfacer las necesidades de la gente. De la gente que quiere información. Información que constituye el negocio de los medios”.

Si bien no podemos saber concretamente cómo se va a resolver esta situación en el futuro, muchos expertos en el asunto tienen sus ideas formadas. Siguiendo con el mensaje que deja el último video, Steve Malley, Senior deputy editor de la ESPN, The Magazine, es uno de los editores que más ha argumentado a favor de la digitalización de las revistas en el último tiempo y afirma: “Esta es la gente para la cual construimos las revistas, personas que consumen revistas con sus dedos y no las personas que sólo dan vuelta las páginas.”. Así mismo, Eduardo Arriagada, publicó: “La idea es que en esas pantallas los medios entreguen una experiencia similar a leer un diario o una revista en papel, agregando las ventajas de lo digital con infografías móviles, videos y podcast de audio.” en el Blog de la Facultad de Comunicación de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Por otro lado, el director de Muy Interesante, José Pardina aportó: “En unos años, el papel convivirá con otros soportes y será un lujo para coleccionistas. No sólo por el contenido sino por el formato con nuevos tipos de papel y métodos de impresión.”

Si papel e Internet van de la mano, ya que tienen gran cantidad de intereses y aspiraciones similares, las revistas y diarios digitales serán quienes marcarán el camino de la industria de la prensa gráfica tanto para las revistas de papel que están hoy en día como así también para nuevos emprendimientos, sin importar el esfuerzo que esto implique.

Para seguir leyendo:

http://www.blogsuc.cl/author/earriagada/

http://unpasomas.fundacion.telefonica.com/winch5/

Algunos videos más:

http://www.youtube.com/watch?v=OQpNsnvtV8M

http://www.youtube.com/watch?v=ntyXvLnxyXk&feature=player_embedded

Fuentes:

Küng, Lucy. Strategic Management in the Media. Theory to practice. Londres, Sage, 2008.

En línea, http://www.blogsuc.cl/author/earriagada/

En línea, http://www.periodistadigital.com/periodismo/otros-medios/2011/05/18/muy-interesante-30-aniversario-ciencia-tecnologia-revistas-cientificas-jose-pardina.shtml

En línea, http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/aypad/2010/02/17/asi-seran-las-revistas-del-futuro.html

En línea, http://elsolonline.com/noticias/view/40029/el-devenir-de-los-medios-graficos-ante-el-avance-de-los-electronicos_1

 

Situación actual del marco regulatorio de la venta y distribución de diarios

Por Patricio Veloso Zapata

Una reciente protesta de canillitas en el fin de semana del 18 de agosto desató la polémica por el estado actual de la venta y distribución de diarios y revistas en Argentina. Desde el Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas de la Ciudad de Buenos Aires (Sivendia) afirman que están “sufriendo el peor momento económico del que se tenga registro”, según declaraciones del titular del gremio, Omar Plaini. La regulación de esta actividad sufrió muchos cambios hasta llegar al estado actual.

Un poco de historia

La ley 24.095, promulgada en 1945, fue la primera que reguló la distribución de diarios y revistas, durante el gobierno de Perón. En ese año comenzó la idea de considerar a los distribuidores como trabajadores. Se creó el Estatuto del Canillita, para la protección de esta actividad, estableciendo sus derechos, sus beneficios respecto a las ganancias por las ventas y la exclusividad de venta de ejemplares en puestos declarados. En el año 2000, se derogó el decreto 1025, que respondía a un gobierno más liberal, el de De La Rúa; establecía la autorización para “editar, distribuir y vender diarios, revistas y afines, en un régimen de libre competencia y sin restricciones”. Esto puso fin a la exclusividad de los lugares tradicionales, sino que se amplió a locales comerciales, que debían enlistarse en el Registro Nacional de Vendedores y Distribuidores, creado por el mismo decreto. Finalmente, la última regulación fue el decreto 1693 de 2009, dictado por Cristina Kirchner, en el que se creó una “Comisión Tripartita” entre distribuidores, vendedores y editores, para decidir los requisitos para la venta de medios gráficos.

¿Qué reclaman los distribuidores?

El decreto de 2009 fue el último intento de regular la distribución y venta de diarios y revistas. Pese a esto, no es el único factor que preocupa a los distribuidores, que los llevó a reaccionar. El enojo de Sivendia es causado por los editores. En el año 2000, ante la situación de crisis que se vivía en la Argentina, los editores le sacaron el 20% del precio de tapa del 40% que cobraban los distribuidores por cada ejemplar. En consecuencia, uno de los principales reclamos es que se restituya el 40% del valor de tapa (actualmente reciben el 32%). Además, Sivendia reclama participación en la ganancia por la venta de “inserts” y otros adicionales que entregan los diarios (revistas de publicidad, suplementos, etc.)

A continuación, un gráfico que demuestra cómo la inversión publicitaria en todo el país aumentó desde el 2001 hasta la actualidad. A partir de este estudio realizados por la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad, se puede comprobar que las ganancias son mayores y la situación, mejor, pero que los canillitas y vendedores, como dicen ellos mismos, no reciben ningún beneficio.

Para mejorar la situación de la regulación de esta actividad, la revista “El Boletín”, publicada por Sivendia, en su edición de agosto de 2012, plantea la creación de un “conformado”. Esto consistiría en un monto que consigne la ganancia por venta de todas las editoriales, diarios y revistas. De esta forma se introduciría el concepto de “movilidad” a esta actividad. Con este monto acumulado se establecería cuánto gana cada parte y estaría sujeto a una movilidad justa en caso de crisis económica.

Omar Plaini, titular del Sivendia

El marco regulatorio actual no contempla el crecimiento de las grandes editoriales. Los días que se realizó el paro de canillitas y distribuidores, los editores vendieron igualmente sus ejemplares en la calle, en contra de lo que establece el decreto de 2009. Como declaró el titular del Sivendia, Omar Plaini, en referencia a los editores: “Ya tienen el contenido, ahora está metiéndose en la distribución y el próximo paso es el punto de venta”. Por este motivo, el reclamo es en defensa de su propia actividad.

El Sivendia, además, aseguró que los precios son muy cambiantes, los diarios cuestan cada vez más, pero el porcentaje que corresponde a los distribuidores no varía. Por este motivo, como el conformado es todavía un sueño, los reclamos se realizaron sobre la base del método actual de división de porcentajes. Como declaró el Secretario General de Sivendia La Plata: “lo que pedimos es un ingreso que sea por la entrega de cada diario aparte del porcentaje tradicional. Le pedimos a los editores $1 de lunes a viernes, $1,50 los sábados y $2 los domingos”. Los editores solamente ofrecieron algo de dinero extra para el sindicato, pero no tomaron en cuenta a cada distribuidor particular. Por eso ahora, el reclamo es ir por la restitución del 40% original.

¿Y cómo responden los editores?

Bloqueo de plantas de distribución de Clarín y La Nación

A estos reclamos realizados por el Sivendia, más específicamente al paro de canillitas en agosto, los editores decidieron repartir sus ejemplares por su propia cuenta. Además, como los canillitas bloquearon sus plantas impresoras, amparándose en el artículo 161 del Código Penal, donde se establece que “sufrirá prisión de uno a seis meses, el que impidiere o estorbare la libre circulación de un libro o periódico”.

Por otra parte, el diario Clarín en la nota que salió el lunes siguiente al paro de canillitas, confirmó que el porcentaje que reciben los distribuidores es justo, comparándolo con cuánto reciben los vendedores y distribuidores en el mundo. A continuación, el gráfico publicado:

Como se puede observar (si se hace click sobre el gráfico, se amplía y se ve más claro), en comparación con otros países de gran importancia mundial, los editores reciben mucho menos dinero y los vendedores mucho más. Por lo tanto, su defensa se basa en que, si comparamos con otros países, los productores y distribuidores argentinos reciben mucho dinero.

Estas no fueron las únicas defensas. Las editoriales utilizaron el argumento, que también es reconocido por el Sivendia, de que “las ventas disminuyeron un 45%” y que esto conllevó una reducción de los ingresos. Sin embargo, solamente contempla que disminuyeron las ventas, pero los ingresos por publicidad aumentaron notablemente.

¿Cómo afrontar lo que viene?

Como se pudo ver, parece muy complicado que los distribuidores y los editores se pongan de acuerdo. La solución parece la creación de una ley que se haga cumplir, que regule el porcentaje que recibe cada parte sobre la base de los diferentes ingresos que generan los diarios; no solamente la venta de ejemplares, sino también el dinero por publicidad, que aumentó notablemente desde el decreto del 2000. Para esto, se requiere un gobierno que actúe de intermediario entre las partes y haga cumplir las medidas que salgan de ese acuerdo.

Fuentes:

Página de Sivendia: http://www.sivendia.org.ar/

Revista El Boletín: http://www.revistaelboletin.com.ar/index.php

Decreto 1693/2009: http://www.laboral.org.ar/Novedades_Legislativas/Decreto_1693_2009__BO_del_6_11/decreto_1693_2009__bo_del_6_11.html

Artículo de La Nación sobre el decreto del 2000: http://www.lanacion.com.ar/39617-de-la-rua-firmo-el-decreto-sobre-distribucion-y-venta-de-diarios-y-revistas-en-todo-el-pais (visita: 7/9/12) y de Clarín http://edant.clarin.com/diario/2009/10/22/elpais/p-02024266.htm (visita: 7/9/12).

Artículos sobre el paro de canillitas y distribuidores:

http://www.clarin.com/gobierno/Gobierno-reglamento-decreto-venta-diarios_0_332366780.html (visita: 2/9/12)

http://economia.iprofesional.com/notas/142659-El-gremio-de-los-canillitas-puso-en-duda-la-distribucion-de-diarios-del-fin-de-semana (visita: 2/9/12)

http://www.letrap.com.ar/politica/paro-de-canillitas-los-tiempos-se-han-acotado-en-cuanto-a-la-negociacion-esta-decretado-y-se-va-a-realizar/ (visita: 2/9/12)

Oblogo, una revista fusión

Por María Cecilia Galeazzi Miguez

Muchas voces disparan opiniones y teorías acerca de las inevitables convergencias, y junto a ellas muchas preguntas se despiertan. El destino de la industria de la revista es una de las tantas incógnitas que se presenta a causa de las nuevas tecnologías. Suele dar miedo a los tradicionales apocalípticos mientras que trae comodidad y satisfacción a los nativos virtuales. En esta nota trataremos de dejar a un lado las conjeturas acerca del porvenir y a centrarnos en cómo lograr la mejor fusión entre el clásico modelo de revista y los cambios tecnológicos inevitables, que tal vez, no sean tan negativos como algunos creen.

Tapa de la edición número X

Tapa de la edición número X

Gerry Garbulsky, un visionario al respecto, cree que los nuevos medios están lejos de ser una amenaza y que, sin embargo, puede presentar variables nuevas con incontables riquezas. El blog es uno de los tantos elementos del mundo de Internet al cual Gerry Garbulsky describe como un ingrediente espectacular que da la oportunidad de escribir y expresarse sin necesidad de pasar previamente por un medio de comunicación masivo. Desde esta visión nace el proyecto del cual hoy es co-fundador y director, la revista Oblogo.

Según Lucy Küng la industria de la revista solía considerar a Internet como un medio de baja calidad, en el cual iban a parar aquellas publicaciones que no valiesen suficiente la pena como para ser editadas en papel. En el siglo XXI la tecnología nos invade y hay un cambio de paradigma. El acceso a Internet y su inmediatez lo transforman en un medio de comunicación tan valioso y utilizado por el público como los medios tradicionales. Oblogo es un fenómeno que puede dar prueba de ello, porque a través de la asociación de estos dos soportes crea un nuevo modelo.

Se trata de una revista innovadora, que tiene la particularidad de manejar esencialmente contenido online. Es decir, la mayoría de las notas son extraídas de blogs activos en la red que pasan por una selección para conformar el cuerpo de la revista. Oblogo hace un papel de filtro, como un sello de calidad que investiga diversidad de blogs y logra descubrir las perlitas que se encuentran sumergidas en el océano internético. Por cada cien artículos leídos uno es seleccionado. De esta manera se las acerca al público, tanto en formato papel como online mediante subscripción al mail o descarga en PDF en su página (http://www.oblogo.com).

Reduciéndonos solo a esta descripción, Oblogo parece una revista común y corriente con una cierta gota de originalidad, pero sin embargo le queda muy chica esta definición. Yendo un poquito más profundo descubrimos lo que este nuevo modelo propone. En esta revista quincenalel autor es el mismo lector. Es decir, la frontera entre el autor que tiene acceso a publicar sus obras en medios públicos y el lector que disfruta de ellas, desaparece. Hay un salto y estos dos actores se aproximan. Aquel que consume el texto puede ser el mismo que lo produce. A este nuevo concepto propio del siglo XXI  se lo llama “prosumidor” (productor – consumidor). Los roles de poder planteados por Joseph Turrow se modifican automáticamente haciendo que cada publicación logre un acercamiento y una identidad con los lectores distinta porque, no solo pueden seguir al autor de las notas en sus propios blogs, sino que los mismos lectores pueden proponer blogs interesantes o llegado el caso, puede proponerse ellos mismos como los próximos autores. Para publicar en Oblogo no hay más requisito que tener una buena nota entre manos.

lapagina (1)

La revista además de adquirirse gratuitamente está disponible en formato pdf para descargar online

Como si esto fuera poco, la etapa de distribución está lejos de parecerse al tradicional puesto de revistas de nuestro barrio. Son los mismos lectores, mejor dicho, los lectores fanáticos o oblogadictos, los encargados de la distribución. A esta figura se la llama embajadores, responsables de recibir en sus hogares las ediciones y repartirlas a cuantas personas puedan de su zona. Aunque parezca increíble el incentivo que hace cumplir a estos últimos eslabones con su rol en la cadena es única y meramente la satisfacción que les provoca formar parte de la revista. He aquí un lazo de confianza inmenso departe del productor que confía el 45% de la distribución papel a los embajadores. De esta manera se va formando la comunidad Oblogo, gente que disfruta de leer la revista, de escribir la revista y encima de repartir la revista simplemente para compartirla.

Ahora bien, después de analizar las novedades que propone Oblogo como fusión entre el soporte papel y el soporte online hay una pregunta que todavía no abarcamos. ¿Cuál es el objetivo de  Oblogo? Una revista gratuita, financiada por sponsors, de contenido liviano, que no busca hacer propaganda y menos busca un rédito económico. La respuesta nos la da el mismo director de este proyecto. El propósito no es “desconectar” y hacer que la gente se aleje de la realidad, sino todo lo contrario, es hacerlos reencontrarse con las cosas valiosas de la vida que nos rodean y que de verdad valen la pena. ¿Muy sensible? Si, puede ser, pero según el cofundador de la revista el éxito se mide sencillamente cuando se logra influir en una persona para que la pase mejor, y una sonrisa luego de un día arduo de trabajo ya es suficiente como pago. En definitiva, la meta, ambiciosa pero posible, es ser una publicación de alto impacto sobre el clima cultural argentino.

Entonces, ¿La tecnología va a acabar con el modelo clásico de industria? Es inevitable que lo modifique pero no por eso que lo lleve a su fin. Entonces en vez de negarnos y rehusarnos a aceptar los cambios del mundo actual “blogalizado”, démosle una vuelta más de tuerca, adaptémonos y veamos en estos cambios oportunidades. La combinación del mundo online y offline puede acortar distancias, generar ideas, motivar iniciativas y como dice Gerry Garbulsky sacar sonrisas.

Fuentes:

http://oblogo.com/menciones/

http://oblogo.com/la-nacion-revista-lnr-innovar-esa-es-la-cuestion/

http://oblogo.com/entrevista-con-victor-hugo/

http://oblogo.com/blue-fm-1007-lado-b/

http://oblogo.com/metro-951-basta-de-todo-22-11-2011/

http://oblogo.com/s-clarin/

http://oblogo.com/navegando-entre-dos-mares/