Los estadios, una necesidad creciente dentro de la industria musical

Por Micaela Cueto

El dinero de la industria musical no desapareció, sino que ha cambiado de manos, de las discográficas a los músicos. Esto es así porque las compañías discográficas se están metiendo cada vez más en el mercado del directo, razón por la cual el número de espectadores de conciertos también sufrió un vertiginoso aumento en lo que va del siglo XXI. La Argentina no es una excepción. La industria musical, en nuestro país, ha evolucionado a pasos agigantados y se presenta como una gran alternativa por la alta demanda del mercado. El crecimiento es sostenido por la venta de entradas a los shows musicales, que compensa la caída de la venta de discos, que se observa desde el año 2007, y al escaso desarrollo del mercado digital legal.

En la Argentina, la producción de shows, la búsqueda de apoyo y sponsoreo de marcas y el management de artistas son los pilares fundamentales a la hora de pensar en el negocio de los shows en vivo. Pero, en los últimos años, las grandes productoras, como T4f-Time for FunFénix Entertainment Group y Pop Art, se centraron en dos estrategias: tener estadio y ticketera propia.

El requerimiento de los estadios pasó a ser una necesidad central ya que, sin ellos, no hay show y, además, estos grandes espacios son muy poco rentables. Es decir, se necesita de grandes artistas con capacidad de vender y que estén acompañados de grandes sponsors para poder financiar el espectáculo.

En la zona metropolitana de Buenos Aires, los estadios más codiciados por las productoras para realizar sus conciertos son: River Plate, GEBA, Estadio Único de La Plata, Boca Juniors, Vélez Sarsfield, Club Ciudad de Buenos Aires y el Luna Park. River Plate es el más deseado por su gran capacidad y por su ubicación. Pero su desventaja radica en ser un estadio de fútbol, por lo que no tiene tanta flexibilidad para desarrollar eventos como GEBA, por ejemplo. Lo mismo sucede con el estadio Boca Juniors, Vélez Sarfield, entre otros. El Luna Park es uno de los principales estadios cerrados de la Ciudad de Buenos Aires, lo que también lo hace muy requerido a la hora de pensar en un show musical.

Sin embargo, más allá de las opciones que existen, se puede ver que Buenos Aires necesita un espacio con capacidad, buena ubicación y flexibilidad para apoyar el nuevo emprendimiento de la industria musical, ya que son muchos los artistas que buscan venir al país. El argentino es un mercado de consumo muy importante, tiene gran poder de convocatoria y los artistas sienten una gran empatía con el público por su fanatismo, por su fervor y por su recepción.

Para muchos, es difícil comprender que una ciudad como Buenos Aires, una de las más culturales y grandes del mundo, carezca de un estadio con estas características. El gerente general de Fénix Entertainment Group confirma que existe un proyecto del Gobierno de la Ciudad para licitar la construcción de un espacio aporpiado. También, agrega que “a la Argentina, claramente, le falta un estadio flexible, multipropósito, moderno y techado, donde se pueda hacer todo tipo de eventos musicales y deportivos.” Y comenta que “hace dos años, en la Copa Davis, no teníamos dónde jugar el partido de la final”.

Son muchos los proyectos de los que se habla en la actualidad para resolver la carencia de estadios. No sólo se habla de construcción sino, en algunos casos, de realizar cambios, algunos profundos y otros simples. Por ejemplo, T4F anunció que planea construir un estadio para entre 15 mil y 17 mil personas. También se mostraron proyectos de modificaciones en algunos clubes, como Boca Juniors, River Plate, Club Atlético Independiente, Racing Club, entre otros.

Por último, un caso reciente, fue el fracaso de la construcción de un estadio cerrado en el Hipódromo de San Isidro. El proyecto consistía en la construcción de un espacio cerrado con una capacidad para 15 mil personas, que se utilizaría para actividades deportivas y artísticas. Pero, debido a las incesantes críticas de los vecinos que consideraban el proyecto como un impacto en su calidad de vida y a las dudas sobre las consecuencias que traería  en el tránsito y en la red de servicios públicos, el intendente Gustavo Posse decidió firmar un decreto que lo rechazaba. Es así que este intento por acrecentar los estadios en la provincia de Buenos Aires no tuvo el resultado que se esperaba.

El negocio de los recitales está creciendo abruptamente en todo el mundo y la Argentina no es la excepción. Este cambio parece haber sido el salvavidas de la industria musical, pero también trae aparejado muchas necesidades. Los artistas visitan constantemente el país y eso trae muchos beneficios. Pero se requiere estar preparados. La necesidad de estadios se hace cada vez más presente y hay una industria que tiene poco tiempo para esperar.

 

Para leer más:

público.es, “Los conciertos salvan la industria musical” http://www.publico.es/culturas/297445/los-conciertos-salvan-la-industria-musical

lanacion.com “Fuerte recuperación de la industria de la música” http://www.lanacion.com.ar/1378121-fuerte-recuperacion-de-la-industria-de-la-musica

MIRABAIRES, “El background detrás de los mega conciertos” http://mirabaires.com/pefiles/empresas/item/1957-el-background-detr%C3%A1s-de-los-mega-conciertos

iEco Clarín.com “Tickets, sponsors y Rock & Roll: el negocio de los recitales en la Argentina” http://www.ieco.clarin.com/economia/Argentina-Tickets-Rock-recitales-sponsors_0_140385964.html

http://www.taringa.net/posts/info/10129686/Proyectos-de-Estadios-En-Argentina-_Megapost_-_-Img_Info_.html.

Clarín.com, “Rechazo oficial al estadio en el Hipódromo de San Isidro” http://www.clarin.com/ciudades/Rechazo-estadio-Hipodromo-San-Isidro_0_474552682.html

Anuncios